Jump to content

Search the Community

Showing results for tags '35 años'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 1 result

  1. La española que acampó durante 35 años frente a la Casa Blanca Desde 1981, la española Concepción "Connie" Picciotto, se mantuvo en la Plaza Lafayette para protestar contra las armas nucleares y otras causas que nunca abandonó hasta su muerte, el lunes pasado. Es considerada la protesta política más larga de la historia de ese país. Durante 35 años, la española Concepción Picciotto, más conocida como “Connie”, acampó fuera de la Casa Blanca, en la plaza Lafayette , para protestar en contra de la proliferación de armas nucleares. Su afán de nunca abandonar su carpa, “ni en invierno ni en verano, ni de noche ni de día”, como ella misma explicó hace unos años a la agencia Efe, la convirtió en la protagonista de la que es considerada la protesta política más larga de la historia de Estados Unidos, pero que este lunes, llegó a su fin. Picciotto, de la que se desconoce su edad, pero que según el diario The Washington Post, se estima que rondaba los 80 años, murió este lunes en un refugio para mujeres sin techo. Tampoco se sabe la causa de su muerte, aunque la mujer había sufrido una caída recientemente y quienes la visitaban con regularidad, aseguraron a la prensa que sufría de diabetes. Pocos detalles hay de su vida antes de que se instalara en Estados Unidos. Oriunda de Galicia, España, Picciotto llegó a Nueva York en 1960 a trabajar como recepcionista en la oficina comercial de la embajada española. Más tarde se casó con un inmigrante italiano con el que adoptó una niña argentina, Olga. Pero el matrimonio no prosperó y su ex esposo se quedó con la tuición de la niña, razón por la que la mujer se plantó por primera vez frente a la Casa Blanca en 1979. Picciotto creía que había una supuesta conspiración de su conyuge para separarla de su hija. “Yo quería irme a España y criar allí a mi hijita, pero mi marido y su familia se opusieron y montaron toda una campaña de acoso hasta que acabaron quitándome la potestad sobre la niña. Dijeron que no era una madre adecuada”, declaró Picciotto (cuyo apellido de soltera era Martín) al diario El País en 1991. No tuvo éxito y en 1981 abandonó la idea de recuperar a su hija, a quien nunca volvió a ver. Fue ese año cuando conoció a William Thomas, un activista que ocupaba una carpa frente a la residencia presidencial. Decidió unirse a él y realizar la “Vigilia por la paz” para protestar contra el armamento nuclear, causa a la que fueron incorporándose otros reclamos. Durante más de treinta años no abandonó su posición, pese a que Thomas murió en 2009. Picciotto aseguró que continuaría la protesta en su honor. Su permanencia estuvo amenazada en dos ocasiones. En 2012, fue atropellada por un auto mientras andaba en bicicleta y un grupo de jóvenes activistas tuvieron que mantener su vigilia, ya que si la carpa quedaba desocupaba, podría ser desmantelada, según establece la ley. También estuvo en peligro en 2014, cuando un hombre saltó la reja de la Casa Blanca he intentó colarse en su interior. Se temió que la permanencia de “Connie” en la plaza tuviese los días contados. El Departamento de Seguridad estudió la posibilidad de retirar la carpa, pero finalmente no se concretó, por lo que la española pudo seguir con su protesta. Vivía de las ventas de sus “piedras de la paz” pintadas por ella misma o de donaciones que le hacían particulares. Picciotto se convirtió en un personaje célebre en la Casa Blanca y para los turistas, que esta semana dejaron flores y velas junto a su carpa. También un miembro del Servicio Secreto, se acercó para ofrecer condolencias. Su incesante defensa de distintas causas y su personalidad excéntrica, llamaban la atención de quienes frecuentaban la zona. Llevaba un casco metálico porque creía que “la ayudaría a que los mensajes de los extraterrestres no llegaran a su cerebro”, explicó. Conoció a cinco Presidentes sobre los cuales dijo en 2001: “Son los mismos perros con distintos collares”. www.latercera.com
×