Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'etica'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Administración
    • Presentación & Bienvenida Nuevos Fotechitos
  • Premios Fotech
  • Portal Fotech
    • Televisión Chilena
    • Teleseries & Ficción Nacional e Internacional
    • Televisión Internacional por Cable y Plataformas Digitales
    • Área de Ficción Virtual
    • Arte, Cultura y Sociedad
    • Cine
    • Música Nacional y Radioemisoras
    • Música Internacional
  • Mundo Animado & Comunidad Asiática
    • Mundo Animado
    • Mundo Asiático
  • Actualidad, Ciencia, Deportes, Afectividad y Tecnología
    • Actualidad Nacional e Internacional
    • Ciencias, Historia y Naturaleza
    • Deportes
    • Afectividad, Salud y Sexualidad
    • Tecnología, Videojuegos y Diseño Gráfico
  • Ciencias, Educación y Tecnología
  • Pasatiempo
    • Recreo

Calendars

There are no results to display.

There are no results to display.


Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Ubicación


Intereses


Facebook


Twitter


Instagram


Skype


Website URL

Found 10 results

  1. Jefe de la Armada explica cómo han evitado los mega fraudes que sacuden a Carabineros y el Ejército: Preparación ética y valórica Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/Nacional/2017/05/06/857172/Jefe-de-la-Armada-explica-como-han-evitado-mega-fraudes-como-en-Carabineros-y-el-Ejercito-Preparacion-etica-y-valorica.html El almirante Enrique Larrañaga sostiene que a ello se suma la contratación de profesionales y técnicos "de nivel medio hacia arriba", la rotación en los puestos y constantes declaraciones de patrimonio. "Yo diría que la probabilidad de que ocurra eso en nuestra institución, no me atrevo a decir que es cero, porque sería muy presuntuoso, pero es bajísima". Palabras del comandante en jefe de la Armada, Enrique Larrañaga, con la que aborda el blindaje de la institución a los mega fraudes, que enfrentan en Carabineros y el Ejército. "Hay un sentimiento de molestia cuando ocurre algo así, porque salpica a todas las instituciones de la Defensa", señaló el almirante, quien se apresta a celebrar los 200 años de la Armada de Chile, que en 2018, encabezará a las fuerzas marinas en el ejercicio Rimpac, que se realiza en Hawai y reúne a 27 países, más de 50 buques y 25 mil personas. El comandante en jefe explicó qué han hecho para evitar los desfalcos que tienen a Carabineros y el Ejército en la mira del Ministerio Público, a cargo de las indagatorias que busca saber el destino de $17.500 millones, dineros del fisco y de todos los chilenos. "Nosotros tenemos una Contraloría de la Armada desde 1927. La probidad y la transparencia en la Marina es una condición que no se generó ahora, sino que ha sido histórica. Y esa Contraloría efectúa más de 60 auditorías en diversos procesos", expresó a El Mercurio. Explicó además que las instituciones de la Defensa nacional tienen procedimientos distintos en materia de fiscalización, "cosas que son fortalezas". "Primero, la preparación ética y valórica de nuestro personal. Toda nuestra gente es profesional, técnico de nivel medio hacia arriba. En segundo lugar, tenemos alta rotación en los puestos, lo que dificulta este tipo de acciones. Poseemos mecanismos de control muy rigurosos y además cruzados", manifestó. Además puso su ejemplo su propia experiencia: "Desde que uno asciende a capitán de navío, tiene que hacer declaración de intereses y patrimonio. Por ejemplo, yo la estoy haciendo desde 2002". Caso Fragata Lynch Si bien no se ha conocido presuntos desfalcos en la Armada, sí debió enfrentar un caso que puso en tela de juicio las medidas de seguridad de una de sus embarcaciones, la Fragata Lynch. En ella, un grupo de marinos instaló cámaras para espiar a sus compañeras de navegación. La fotos y videos luego se compartían en grupos de Whatsapp interno. Hubo sancione y expulsados. Larrañaga sale al paso de los cuestionamientos: "Es un grupo de cabos, de gente joven, que cometió esta falta a la disciplina, que es gravísima. Y que está hoy en proceso de sanción. Se vulneraron normas fundamentales para nosotros. Hemos sido claros, estas faltas no se aceptan en la institución, y quien las cometa, deja la institución" Aseguró que "estas investigaciones se iniciaron mucho antes de que salieran en la prensa. Y fueron producto de denuncias de miembros de la institución dentro del buque. Eso demuestra que los principios y valores están arraigados en gran parte de nuestro personal". "La filtración a la prensa, no sabemos por qué ocurrió; pero la Marina no informa todas las cosas que están en las fiscalías navales. Una vez que esto se supo, dimos toda la información que teníamos hasta ese minuto", señaló. El almirante negó que este caso constituya un problema de la formación en la Armada: "Somos 26 mil hombres y mujeres. En estos casos, son 11 personas las involucradas. No lo trato de minimizar, pero siempre existe la posibilidad de que alguien se aleje de las normas, pese a la instrucción que se le haga".
  2. Historia del topic aca: http://foros.fotech.cl/topic/307397-caso-diputado-rincon-caso-rincon-y-parlamentarias-el-dilema-que-complica-a-carolina-goic/?hl=%2Bcaso+%2Brincon 22 Marzo 2017 Goic ante informe de Comisión de Ética sobre Rincón: “las situaciones de violencia hacia la mujer son inaceptables” Hace semanas la candidata presidencial y timonel DC tiene en su poder el informe de la comisión de ética del partido sobre la posible expulsión del diputado Ricardo Rincón por un caso de violencia intrafamiliar. El documento sería desfavorable para el parlamentario- y ad portas del veredicto del Tribunal Supremo sobre el tema-, Goic plantea a The Clinic que “nosotros (el partido)tenemos que dar una señal muy clara”. “Sería un sacrificio a los dioses”. Así resume un conocido parlamentario DC la resolución del Tribunal Supremo (TS) sobre expulsar o no al diputado Ricardo Rincón de su partido después de conocerse la condena por violencia intrafamiliar en 2003, que se dará a conocer en las próximas semanas. Tras siete meses de investigación y con el informe de la Comisión de Ética del PDC desde fines de enero en las manos de la presidenta del partido, Carolina Goic, ahora el TS tomará la decisión de expulsar del partido o no al parlamentario representante del distrito 33, en la Región del Libertador Bernardo O’Higgins. Una decisión nada fácil para la falange porque muchos consideran que efectivamente la Democracia Cristiana -y sobre todo la candidatura presidencial de Goic- puede salir muy trasquilada al no tomar medidas ejemplificadoras con un parlamentario condenado por violencia de género. Sin embargo, aún con una resolución de los miembros del Tribunal Supremo en veremos, la candidata y líder del PDC parece haber dado la primera muestra de lo que ocurrirá con el parlamentario de Rengo, hermano de la exministra y exsenadora Ximena Rincón. Tribunal Supremo Carolina Goic recibió el informe de la comisión de ética del PDC la última semana de enero, días antes del suspendida Junta Nacional del partido por los incendios que afectaban diversas regiones de Chile en ese momento. Por eso, el tema se mantuvo en secreto hasta que efectivamente se realizara dicha Junta Nacional, donde la exministra y hermana del diputado, Ximena Rincón, fue encarada por algunas militantes mujeres por este hecho. Pero eso ya ocurrió hace una semana y media, día en el que fue proclamada oficialmente por el PDC. Desde entonces, el reloj comenzó a correr. Para algunos militantes, este es un tema difícil para la candidata porque puede afectar directamente un aspecto fundamental de su campaña, que es el tema de género. Distintos parlamentarios y militantes DC afirman en privado que mientras más tiempo pase sin resolver el problema, más tiempo pierde para “ganar la partida” y sumar bonos a su candidatura. De hecho, recuerdan que el slogan de campaña de Goic es precisamente “Volvamos a confiar” y que su agenda de género y probidad son algunos de los pilares de su figura. Otros, sin embargo, detallan que hay una especie de silencio táctico, donde la senadora estaría esperando el momento oportuno para hacer un gesto antes de la resolución del Tribunal Supremo. Ayer, consultada por The Clinic Online en los pasillos del Congreso, la candidata presidencial confirmó haber recibido el informe emanado de la comisión de ética y recalcó que su contenido, que según información recabada por este medio es contrario a los intereses de Rincón, es reservado. Pero dio una opinión al respecto. “Lo que sí te puedo decir es que en materia de violencia intrafamiliar ahí quiero ser muy tajante: a mí me parece que todas las situaciones de violencia y agresión hacia las mujeres son inaceptables en este país, vengan de donde vengan, y que nosotros tenemos que dar una señal muy clara al respecto de aquello”, dijo. Además, la senadora señaló que es el informe es un antecedente que el Tribunal Supremo va a tener a la vista y que como ya “han tenido tiempo suficiente, todos los antecedentes, los testimonios necesarios, espero que lo pueda resolver lo antes posible”. El problema es que, según diversas fuentes consultadas por este medio, el Tribunal Supremo está en entrevero debido a la defensa que hizo Rincón. Algunos no le creen y otros están confundidos, pero -dicen en el partido- es es delicado de zanjar porque al problema principal del diputado se suman otros factores políticos, como la posible candidatura senatorial de su hermana Ximena. De todas maneras, desde ahí relatan que probablemente antes del feriado largo por semana santa se deberían conocer el veredicto. La defensa de Rincón Desde el Hall El Pensador de la Cámara de Diputados, de la mano con su esposa y sin aceptar preguntas de la prensa, el diputado Rincón respondió a la publicación del diario El Mostrador que reveló la condena por violencia intrafamiliar en su contra. En esa defensa pública ese 17 de agosto de 2016 el parlamentario rechazó “categóricamente que sea efectivo” y sostuvo que había sido uno de los muchos juicios que enfrentó hace 14 años. “Siempre he condenado todo tipo de violencia y sobre todo la de género. Los hechos que están ahí señalados fueron juzgados en una instancia, lo fueron en varias más y también en sede penal… en esa sede penal fui totalmente sobreseído el 2006 y nada se dijo de ello”, dijo. Ese mismo 18 de agosto un grupo de militantes DC difundieron una declaración pública condenando el hecho y aseguraron que harían la respectiva denuncia a las autoridades del partido para que se investigara. Eso derivó en dos procesos: uno en la comisión de ética del PDC y otro en el Tribunal Supremo. En ambas instancias, Rincón presentó sus descargos negando los hechos, pidiendo que se declare la inadmisibilidad de la denuncia presentada para que no continúe su tramitación y, por ende, que se ordenara archivar la causa. Los fundamentos para ello -según Rincón- son que los hechos denunciados (la agresión física constitutiva de lesiones graves) no existen, que hay un doble juzgamiento ante la Justicia del Crimen y la Justicia Civil, y que los denunciantes en esta causa presentan los hechos de un modo parcial y tergiversado. El diputado insiste en que la primera denuncia realizada por su expareja fue sobreseída por los tribunales del Crimen “por no haberse acreditado los hechos en los que se fundó”, pero reconoce que sí hay una sentencia dictada por el 16 Juzgado Civil de Santiago y ratificada por la Corte de Apelaciones de Santiago en 2003. De hecho, es esa misma sentencia la que ordenó a Rincón a someterse a un tratamiento psicológico por seis meses, pero el parlamentario se refiera a ella y destaca que ese mismo fallo “no acredita que el denunciado sea responsable de las lesiones”. Junto a eso, el diputado dice que “a mayor abundamiento, no impuso ningún plazo para que diera inicio a la terapia”, dando a entender que por eso no la cumplió. Ese punto, el de la terapia, es uno de los temas más graves a juicios de sus compañeros legisladores, ya que constata que no sólo no cumplió lo debido por un tribunal, sino que además se ha jactado públicamente de ello. También detalla el parlamentario que esta denuncia sería extemporánea porque ya habría ocurrido más de un año desde que ocurrieron los hechos en que se funda. Sin embargo, los denunciantes plantean que la investigación en el Tribunal Supremo se inició por el desprestigio moral que le genera al partido el contar con un diputado condenado por violencia intrafamiliar y no el caso de violencia intrafamiliar en sí mismo, porque eso ya lo juzgó la justicia. Otro de los puntos de la defensa de Rincón es que se estaría frente a una “cosa juzgada”, es decir, el Tribunal Supremo de la DC no podría referirse a algo por lo que ya existe condena previa. Para ello, el parlamentario cita un informe supuestamente realizado por el abogado Hernán Boselin, quien en ese entonces le habría presentado los antecedentes a Adolfo Zaldívar -presidente de la DC en ese momento- y que ahí se habría llegado a la conclusión de que no era factible concluir su participación en los hechos denunciados. Ese punto es respaldado por una declaración del propio Boselin. Sin embargo, una exmiembro del Tribunal Supremo dijo también que nunca llegaron a ver ese supuesto informe en el Tribunal de la época. De hecho, los denunciantes postulan que ese informe en realidad no ha sido proporcionado a la causa, lo que no hace posible su consulta y genera dudas razonables sobre su existencia. Pero más allá de los argumentos jurídicos, Rincón detalla que los hechos denunciados nunca existieron y que en realidad hubo una denuncia falsa en su contra, lo que alimentado por las falencias del sistema en esa época permitieron un abuso del sistema judicial por parte de la denunciante. Y para sustentar su postura, entrega una serie de elementos médicos para corroborar que no hubo violencia intrafamiliar. Uno de ellos es que, si hubiera existido la golpiza denunciada, ésta no habría dejado solamente la “fractura de huesos propios de la nariz sin desplazamiento”, sino que además habría presentado múltiples lesiones en la cara, brazos, tórax y espalda. Además, Rincón sostiene que las lesiones en la nariz de Hidalgo “supongo las ocasionó en una oportunidad con una puerta de vidrio la cual se encontraba muy limpia y esta no la vio impactando su rostro en ella”. El diputado aludió a un informe radiológico de ocho meses antes del caso que supuestamente arrojaría una lesión nasal preexistente, producida por ese choque con un vidrio. De hecho, en el expediente fueron anexadas las radiografías. Finalmente, Rincón pone en duda la credibilidad de Hidalgo aludiendo a una resolución de Contraloría del año 2001 donde se aprobaba un sumario administrativo instruido contra ella donde se proponía su despido de la Subsecretaría de Minería. “El PDC se desprestigia si tiene como militante y diputado a un condenado por violencia intrafamiliar” Con todo, a pesar de las pruebas presentadas por Rincón, desde el grupo de militantes que solicitaron la expulsión comentan que la estrategia del diputado ha estado intentando confundir al Tribunal Supremo DC con argumentos “jurídicamente aberrantes”, ya que es incuestionable que el Diputado Rincón fue condenado por la justicia, específicamente en la sentencia del 16º Juzgado de Santiago de fecha 28 de enero de 2003. “El problema de la defensa del Diputado Ricardo Rincón claramente no es su abogado, al cual no me corresponde evaluar, sino que es la existencia de una sentencia dictada por un tribunal civil y ratificada por la Corte de Apelaciones de Santiago, en la cual se acoge la denuncia en contra del Diputado Rincón, se oficia al Registro Civil para que el Diputado Rincón sea incluido en el registro de condenados por violencia intrafamiliar y se lo obliga a ir a terapia sicológica por 6 meses, lo cual – como guinda de la torta– el Diputado se ha jactado de no cumplir. Ante ese antecedente tan poderoso, el Diputado Rincón se torna absolutamente indefendible”, recalca el abogado Francisco Tapia. “Los órganos del Partido tomarán las decisiones que consideren pertinentes. A nosotros nos parece de sentido común que el Partido Demócrata Cristiano se desprestigia si tiene como militante y diputado a un condenado por violencia intrafamiliar, que además ya ha sido sancionado por el Tribunal Supremo por otras infracciones al estatuto”, prosigue Tapia. El mismo jurista dijo el martes pasado en La Tercera que un grupo de los firmantes han recibido amenazas en sus puestos laborales por la denuncia y que incluso algunos testigos que iban a declarar en la causa se restaron del proceso a última hora. “El diputado Rincón cree que amenazando las fuentes laborales de algunos de los denunciantes y de algunos de los militantes del distrito N°33 puede amedrentarnos”, dijo. Por último, el abogado recordó que el Tribunal Supremo “ha expulsado a militantes con menos influencia por infracciones mucho menos graves, no vemos porque en este caso actuaría de forma distinta. En la DC no existen militantes de primera y de segunda categoría”. *Para este artículo, The Clinic Online intentó comunicarse con el diputado para obtener su versión de estos hechos por diversos medios, pero hasta el cierre de esta edición no contestó los llamados ni mensajes enviados. También fue solicitada su versión en persona, pero el diputado prosiguió su camino sin detenerse a dialogar. Fuente: http://www.theclinic.cl/2017/03/22/goic-ante-informe-comision-etica-rincon-las-situaciones-violencia-hacia-la-mujer-inaceptables/
  3. 03 Diciembre 2016 Dice que la acusación de poner en riesgo la libertad de expresión le parece "inaceptable y vejatoria". Quiebre en el Consejo de Ética de los medios: Patricia Politzer renuncia acusando presiones de Copesa Apuntando a un "respaldo insuficiente" al Consejo por parte de la Federación de Medios de Comunicación, la periodista también enfatizó las reiteradas "descalifaciones de revista Qué Pasa" y dijo que "se negaron al comienzo a responder a los cargos que se le formulaban, descalificó a dos de los integrantes del Consejo (al Presidente y a mi), hizo públicos sus planteamientos contrarios a la resolución, presionó de forma indebida a la Federación y al Consejo, publicó la resolución final en un lugar poco visible y, por último, selló el caso con el mencionado editorial de La Tercera, principal medio de COPESA". En una misiva dirigida a al Presidente de la Federación de Medios de Comunicación Social de Chile, Luis Pardo, la periodista Patricia Politzer presentó su renuncia al Consejo de Ética, acusando un respaldo insuficiente hacia dicho Consejo. Esto, luego de las “reiteradas descalificaciones de revista Qué Pasa a nuestra tarea y, sobre todo, tras el editorial del diario La Tercera del pasado domingo 6 de noviembre, en el cual nos acusa –ni más ni menos- de poner en riesgo la libertad de información”, señala. En el escrito, puntualiza que, en su carrera profesional, le tocó vivir momentos tensos frente a resoluciones que afectaban a medios poderosos. "Pero siempre hubo respeto por el Consejo y sus integrantes, las legítimas discrepancias -tanto entre los propios consejeros como entre el Consejo y el medio afectado- se expresaron de manera privada y, una vez terminado el proceso correspondiente, se acató la resolución final y se cumplió adecuadamente con la sanción determinada, estando o no de acuerdo con ella", dice. “Desgraciadamente, este modo de actuar se rompió con la denuncia que afectó a revista Qué Pasa a raíz de la publicación de conversaciones telefónicas de uno de los imputados del caso CAVAL que implicó en hechos delictivos a la Presidenta de la República y otros personeros públicos”, agrega. Politzer asegura que la revista se negó al comienzo a responder a los cargos que se le formulaban, descalificó a dos de los integrantes del Consejo (al Presidente y a mi), hizo públicos sus planteamientos contrarios a la resolución, presionó de forma indebida a la Federación y al Consejo, publicó la resolución final en un lugar poco visible y, por último, “selló el caso con el mencionado editorial de La Tercera, principal medio de COPESA, el conglomerado al que pertenece la revista Qué Pasa”. Ante estos hechos, argumenta que “la respuesta de la Federación ha sido débil. Si bien siempre se nos entregó un fuerte respaldo privado, éste no guarda relación ni con los hechos descritos ni con la publicidad con que se denostó al Consejo”. Por último, explica que “entiendo que para la Federación es complejo tensionar la relación con uno de los dos principales socios de la Asociación Nacional de la Prensa y, por lo tanto, imagino que no pudo entregar un respaldo más contundente a su Consejo de Etica”. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/12/03/quiebre-en-el-consejo-de-etica-de-los-medios-patricia-politzer-renuncia-acusando-presiones-de-copesa/
  4. 07 Noviembre 2016 En Valparaíso se debate sobre violencia, ética y crisis de la masculinidad Son alguno de los temas a debate este año en el festival internacional Puerto de Ideas. La violencia, la ética, las redes sociales, la crisis de la masculinidad y los misterios de la lengua son algunos de los temas a debate este año en el festival internacional Puerto de Ideas Valparaíso, una de las citas de cultura, arte y ciencia más importantes de América Latina. La sexta edición de este certamen reunirá del 11 al 13 de noviembre en la ciudad chilena de Valparaíso a 52 conferenciantes de diversos países, quienes expondrán sus ideas sobre diversas disciplinas durante las cerca de 40 actividades programadas. El Festival Puerto de Ideas Valparaíso rendirá homenaje a dos grandes de la literatura universal, William Shakespeare y Miguel de Cervantes, así como a destacadas figuras chilenas como el poeta Gonzalo Rojas, la cantautora Violeta Parra y el cineasta Raúl Ruiz. Entre los participantes de este año figuran el novelista cubano Leonardo Padura, el psicoanalista italiano Luigi Zoja, la filósofa española Adela Cortina, el semiólogo italiano Andrea Moro, el ensayista español Vicente Serrano, el periodista colombiano William Ospina y el novelista español Javier Cercas, entre otros. El público de Puerto de Ideas -muy heterogéneo en edad e intereses- podrá disfrutar de espectáculos como el teatro científico argentino "No es magia, es ciencia" y el "Gran Dominó del Puerto", además del concierto al aire libre "Inuksuit", del compositor estadounidense John Luther Adams, y la actuación del dueto australiano de danza "El Encuentro". La jornada inaugural consistirá en un recital poético musical titulado "Eros y Tánatos", en homenaje al poeta chileno Gonzalo Rojas y a Valparaíso, a través de un paseo imaginario por los cerros de la ciudad portuaria y los ejes temáticos de la poesía del escritor símbolo de la Generación del 38. "Es un orgullo que el público haya ido en aumento, porque el interés por la cultura en Chile está creciendo. Espacios como este son una oportunidad para pensar y desarrollar un mundo de ideas más profundo", destacó la directora de Puerto de Ideas, Chantal Signorio, en víspera del inicio del certamen. La responsable del certamen destacó que Puerto de Ideas "es una instancia que contribuye a la cultura de la ciudad (de Valparaíso) y acerca a las personas a temas relevantes de las ciencias, las artes y las humanidades". "Es un privilegio poder ver a algunos de sus más grandes exponentes en la actualidad", destacó Signorio en referencia a los coloquios, conferencias y espectáculos de esta singular cita de artistas, científicos y humanistas que tendrá como escenario espacios y edificios históricos de la ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad. Fuente: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/11/07/en-valparaiso-se-debate-sobre-violencia-etica-y-crisis-de-la-masculinidad/
  5. 21 Octubre 2016 Comisión Ética Contra la Tortura “observará” proceso judicial contra acusados de atentado al Subcentro Uno de los abogados de las personas vinculadas a este caso presentó licencia médica, la que finalmente fue desechada por el tribunal. Si bien se argumenta que legalmente se puede delegar, el nuevo defensor tendría tres días para estudiar los cerca de 40 tomos, cada uno con 10 carpetas, en las que cada una contiene entre 200 y 300 páginas. Esta, y otras situaciones son las que dieron paso a que la mencionada comisión, que participó en lo que finalmente se transformó en la comisión Valech, determinara hacerse presente en las audiencias del caso. Comisión Ética Contra la Tortura “observará” proceso judicial contra acusados de atentado al Subcentro Uno de los abogados de las personas vinculadas a este caso presentó licencia médica, la que finalmente fue desechada por el tribunal. Si bien se argumenta que legalmente se puede delegar, el nuevo defensor tendría tres días para estudiar los cerca de 40 tomos, cada uno con 10 carpetas, en las que cada una contiene entre 200 y 300 páginas. Esta, y otras situaciones son las que dieron paso a que la mencionada comisión, que participó en lo que finalmente se transformó en la comisión Valech, determinara hacerse presente en las audiencias del caso. a Mientras Chile está concentrado en las elecciones municipales que tendrán lugar este domingo, la familia de Enrique Guzmán Amadeo, acusado por el atentado explosivo que sufrió una comisaría de Carabineros en el 2014 se enfrenta a una situación que podría complicar su defensa. El 20 de octubre, el abogado que defiende al joven de 25 años,Washington Lizana, de la Defensoría Popular, presentó una licencia médica, lo que impediría su participación, por motivos de salud, en la Audiencia de Preparación de Juicio Oral de este caso. Para él, de momento, sería imposible presentarse este lunes 24 de octubre al inicio de la extensa sesión en la que se discutirán las pruebas a incluirse en el juicio que Guzmán enfrentará junto a Juan Flores yNataly Casanova, investigados por su presunta responsabilidad en otros atentados del mismo 2014, siendo el más notorio de estos el del Subcentro de Escuela Militar. Sin embargo, este mismo viernes, el Tercer Tribunal Oral en lo Penal planteó que como legalmente puede delegar la responsabilidad en otro abogado, que no sea titular, determinaba desechar esa solicitud. O sea,para representar a Guzmán, un nuevo abogado tendría tres días para estudiar los cerca de 40 tomos, cada uno con 10 carpetas, en las que cada una contiene entre 200 y 300 páginas. “La decisión la consideramos tan arbitraria como todo este proceso, porque todo lo que pide la defensa es negado”, relata aEl Dínamo Delia Amadeo, madre de Enrique Guzmán. “A mi hijo lo hemos sacado dos veces de prisión, con arresto domiciliario. Revocamos la prisión preventiva y la Fiscalía Sur lo devuelve por la condena que arriesga en caso de que sea condenado. En agosto se revisó la cautelar nuevamente, y el tribunal no dio lugar a la petición”, relata. La mujer asegura que todo este proceso hace que se sientan “totalmente abandonados. Ahora, estamos pidiendo que respeten la licencia de Washington (en la foto) porque necesitamos tener al abogado titular y resulta que nuevamente nos rechazan esto. En este caso es el tribunal el que rechaza, pero con todas las veces que la defensa ha pedido algo y se lo han rechazado, sentimos que hay una colusión al respecto”. Por estas situaciones desde hace tiempo Delia Amadeo comenzó a buscar apoyo en diversas entidades. En el Instituto Nacional de Derechos Humanos, anteriormente dirigido por Lorena Fríes no le fue muy bien (“Hasta el día de hoy no tengo respuesta de ellos”), pero sí lograron contactarse con la Comisión Ética contra la Tortura(CECT). La entidad, que -junto con una serie de otras agrupaciones- se reunió con el ex Presidente Ricardo Lagos desde el 2001 para que posteriormente se instaurara la Comisión Nacional de Prisión Política y Tortura (o comisión Valech), recibió a la familia de Guzmán Amadeo. Su actual presidenta, Juana Aguilera, describe la función de la CECT en juicios contra mapuches, donde participaban para defenderlos de las violaciones a sus Derechos Humanos, y plantea que fenómenos similares han estado ocurriendo con personas “llamadas antisistémicos o anarcos, y otras formas que ha encontrado el Estado de denominarlos, y nos hemos dado cuenta de que la justicia está negada a esas personas”. “Cuando vimos el caso de esta familia, a cuyo hijo, junto con otros dos jóvenes, se les está acusando de ser autores o encubridores de un delito grave, al que se está aplicando la ley antiterrorista, nos dimos cuenta de que hay vicios e irregularidades que acontecen en este proceso, ante nuestros ojos y que no podemos callar. Necesitamos plantear que estas personas deben tener un juicio justo, que el primer derecho de un preso es el acceso a la justicia, que el juicio sea justo, que exista presunción de inocencia, lo que acá no se ha dado, porque estos jóvenes están condenados antes de ser procesados. Ellos necesitan ser juzgados por las leyes, y no por testigos que ocultan sus rostros que no sabemos quienes son, que exista evidencia efectiva”, indica Aguilera, quien asegura que el juicio contará con gente de la organización que estará observando el proceso, para tener opinión fundada de todo lo que ocurre. En ese sentido, si es que encuentran algo que no corresponde, van a denunciar tanto a autoridades nacionales como a instancias internacionales, advierte la presidenta del CECT. Fuente: http://www.eldinamo.cl/nacional/2016/10/21/comision-etica-contra-la-tortura-observara-proceso-judicial-contra-acusados-de-atentado-al-subcentro/
  6. 12/09/2016 Parlamentarios que son adictos: Lily Pérez citada por dichos sobre congresistas La presidenta de Amplitud aseguró que hay diputados y senadores que tienen adicciones y golpean a sus parejas. Ahora deberá aclarar sus dichos ante la comisión de ética. "No tengo dudas de que hay parlamentarios que son adictos como tampoco tengo dudas de que hay parlamentarios que agreden a sus mujeres", dijo en una entrevista a El Mercurio de Valparaíso la senadora de Amplitud Lily Pérez, lo que obviamente produjo ruido en el Congreso. La Comisión de Ética de la Cámara ya anunció que citará a la senadora a entregar antecedentes a la instancia. Ahora es el turno del Senado, que también requerirá a la ex RN a que explique sus dichos. "Sus dichos son bastante delicados, considero que si ella tiene una información concreta tiene la obligación de entregarla con nombre y apellido, no puede hacer una denuncia al voleo porque eso pone en duda a todos los senadores, a todos los parlamentarios y a todos los funcionarios; por lo tanto, yo considero que ella tiene que decir concretamente y responsablemente, cuáles son sus elementos de prueba y sus elementos de juicio de quiénes son las personas que estarían involucradas", dijo el DC y miembro de la instancia, Andrés Zaldívar. Fuente: http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20160912/pags/20160912173549.html
  7. Denuncian a Canal 13 ante Consejo de Ética por video de Luksic Esto debido a que exhibieron la grabación íntegra del empresario sin indicar que éste es el dueño de la mencionada estación televisiva. Publicado : 26 Abril PUBLIMETRO El abogado Luis Cuello anunció este martes que presentó una denuncia ante el Consejo de Ética de los Medios de Comunicación por la difusión del video de Andrónico Luksic durante su noticiario. Esto debido a que exhibieron la grabación íntegra del empresario sin indicar que éste es el dueño de la mencionada estación televisiva. Según afirmó el director de Otra Prensa a dicho medio, "la presentación afirma que se infringieron normas éticas que rigen para el ejercicio del periodismo, en especial el deber de los medios de abordar con transparencia los conflictos de interés, toda vez Canal 13 no advirtió a la teleaudiencia que el video difundido bajo la forma de noticia era protagonizado por el propietario y controlador de la estación, aludiendo solo a su condición de 'empresario'". "El reclamo establece que la omisión sobre la condición de propietario de Andrónico Luksic respecto del Canal 13 atenta contra el derecho a la información del público y aún más contra el principio de transparencia, produciendo confusiones en relación a la importancia del testimonio reproducido", agrega. Por último, la denuncia solicita al Consejo tomar en consideración “la existencia de un contexto de concentración de la propiedad de los medios de comunicación que se expresa en un mercado televisivo controlado por mayoritariamente por la industria financiera y por grandes empresas extranjeras”. Fuente: http://www.publimetro.cl/nota/cronica/denuncian-a-canal-13-ante-consejo-de-etica-por-video-de-luksic/xIQpdz!ZkQAMvPEsRqc/
  8. 15 Marzo, 2016 Mónica Rincón quedó plop con este comentario de la presidenta del PRI sobre comité de ética en Chile Vamos La conductora de noticias de CNN Chile quedó sumamente sorprendida luego de que Alejandro Bravo afirmara que “un tribunal de ética no se justifica. En Chile Vamos no somos un tribunal de justicia”. Sus dichos apuntan a la propuesta realizada por parlamentarios RN, encabezados por Manuel José Ossandón, en torno a la creación de un tribunal de honor que fije sanciones a militantes de la coalición vinculados en irregularidades. En esa línea la periodista señaló sobre el comentario de Bravo: “es justo al revés: no son jueces pero SÍ deben preocuparse de la ética”. Fuente: http://www.theclinic.cl/2016/03/15/monica-rincon-quedo-plop-con-este-comentario-de-la-presidenta-del-pri-sobre-comite-de-etica-en-chile-vamos/
  9. El derecho penal oligárquico en Chile: falta de ética y mano dura En columnas anteriores mencioné que la principal reacción de los parlamentarios ante la delincuencia es la “mano dura”, sea creando nuevos delitos o endureciendo las penas de los ya existentes. Sin embargo, creo que quizás haya debido ser más riguroso, por cuanto esto solo es efectivo respecto de los delitos violentos, sexuales y patrimoniales. En efecto, la reacción de los parlamentarios, de la elite política, respecto de los delitos económicos, conocidos como de “cuello blanco”, pareciera ser la desidia, la negligencia o la despreocupación. Dentro de la comunidad de abogados penalistas, las deficiencias de nuestra legislación penal han sido históricamente atribuidas a la ausencia de un Código Penal actualizado, y a la mala técnica legislativa del Congreso nacional. No obstante, los casos de financiamiento ilegal de la política (SQM-Penta), las relaciones estrechas entre algunos miembros de la elite política con la elite empresarial (Corpesca-Orpis / Longueira-Contesse), así como la defensa que de estas relaciones ha hecho cierta clase política, como las recientes declaraciones de José Miguel Insulza, nos hacen replantearnos las causas de estas lagunas legales. La pregunta que los chilenos (y particularmente abogados, sociólogos e investigadores de ciencias sociales) debemos formularnos es la siguiente: si la relación entre la elite empresarial y la elite política es de carácter transversal, oculta y viene gestándose desde hace al menos una década, ¿cuál es el impacto que dicha relación tiene en la gestación de las leyes en Chile? Los casos de la Ley de Pesca y la Ley del Royalty Minero ofrecen ejemplos de la relevancia de dicha relación, pero dos casos no son suficientes, atendiendo a la cantidad de leyes que han sido tramitadas por el Congreso en los últimos diez años. En atención a estos hechos, la laguna existente hoy en día en relación con delitos económicos se vuelve sumamente sospechosa. Cuando hay “mano dura” contra la droga, los mecheros o quienes conducen en estado de ebriedad, pero no existe tal reacción contra los delitos empresariales, como el caso de la colusión o de la administración desleal de patrimonio ajeno, pareciera que en Chile la “mano dura” es una cuestión de clase. No obstante, no me refiero aquella visión simplista que ve solo “ricos vs pobres”, sino a ese grupo conformado por menos del 5% de los chilenos pero que posee más de 35% de la riqueza del país, y que, no conforme con ello, se encuentran coludidos con la clase política, escondiendo sus relaciones de influencia y poder al resto de los chilenos. Basta analizar la regulación penal de los Estados miembros de la OCDE en materias de corrupción y delincuencia “de cuello blanco” para darse cuenta de las abismantes lagunas que existen en Chile. Y es que en nuestro país, además, se vive un falso capitalismo. Los políticos de derecha nos dicen que debemos proteger a la clase empresarial, dado que producen el empleo, y por extensión la riqueza, olvidando que, si fuésemos capitalistas, en rigor lo que se debe proteger es el mercado, precisamente de las malas prácticas empresariales. La corrupción empresarial no sirve a nadie, una vez que se descubre daña la imagen país en el exterior y afecta directamente la inversión extranjera, y no obstante los escándalos de colusión están a la orden del día. La laguna existente hoy en día en relación con delitos económicos se vuelve sumamente sospechosa. Cuando hay “mano dura” contra la droga, los mecheros o quienes conducen en estado de ebriedad, pero no existe tal reacción contra los delitos empresariales, como el caso de la colusión o de la administración desleal de patrimonio ajeno, pareciera que en Chile la “mano dura” es una cuestión de clase. En otras palabras, este entramado de influencias políticas, empresariales y familiares ha instalado una oligarquía penal, donde los intereses de la elite se aseguran mediante la no regulación de conductas que debieran ser constitutivas de delito. En efecto, la oligarquía es una forma de gobierno en la cual unos pocos, una elite, decide el destino de una nación. Uso esta palabra porque, en materia penal –la forma en que se crean las leyes penales en Chile, en que se prohíben y castigan los “delitos”–, no parece que exista democracia alguna. Uno de los principios esenciales de una democracia, la igualdad ante la ley, no existe porque ya las leyes penales que dicta el Congreso contemplan un trato desigual. Lo que es aún más grave es que la elite política, cuando se ve involucrada en algún escándalo, se defiende diciendo que, mientras no medie una condena penal, mientras haya presunción de inocencia, no se puede hacer reproche alguno. Esto es preocupante, ya que los políticos pretenden hacernos creer que solo se falta a la ética cuando se comete un delito. Lo anterior es paradójico: por un lado, tenemos una elite que se ha caracterizado por descuidar, consciente o inconscientemente, una mejor regulación penal de delitos de corrupción, tráfico de influencias o financiamiento ilegal de la política, de manera que los delitos que existen en Chile son imperfectos o rebuscados. En otras palabras, pretenden decirnos que no han cometido ninguna falta porque no hay delitos para sancionarlos, cuando son ellos mismos quienes han impedido que existan normas, o bien que las existentes apliquen la lógica de la mano dura. Lo que los chilenos no deben olvidar es que a los políticos se les debe medir con una vara más alta que a los ciudadanos comunes. No hay que cometer un delito para realizar actos reñidos con la ética y, precisamente por eso, el discurso de la elite para justificarse es inaceptable y sumamente peligroso, porque abre la puerta para legitimar cualquier conducta corrupta. En suma, vivimos en una sociedad con un derecho penal oligárquico, dirigido para controlar al “chileno medio”, a fin de asegurar que nos portemos bien, pero que es incapaz de regular adecuadamente a la elite política y empresarial, sin importar que los delitos de esta clase, vale decir, delitos de corrupción o que atentan contra el mercado, ocasionen un daño directo a miles de chilenos. Fuente: www.elmostrador.cl
  10. Confesiones de un plagiador El chileno Rodrigo Núñez Arancibia había construido una exitosa carrera de historiador en México. El problema es que estaba sustentada en los trabajos de otros investigadores, y el mes pasado su caso se destapó. "Yo sabía que iba a chocar como un tren contra una pared". Tania Opazo y Noelia Zunino / 01/08/2015 Rodrigo Núñez Arancibia, en Santiago. Foto: Jorge Fuica/AgenciaUno “No se puede mentir toda la vida”, dice Rodrigo Núñez Arancibia. Pero él pudo hacerlo durante 11 años, hasta que la mañana del 18 de junio el secretario académico de su universidad lo encaró y tuvo que reconocerlo todo. Desde 2004 hasta hace poco más de un mes este chileno de 42 años era un reconocido profesor en la academia mexicana. Trabajaba en la Facultad de Historia de la Universidad Michoacana San Nicolás Hidalgo, donde tuvo cargos como jefe de la División de Estudios de Postgrado y director de magíster. Había publicado además numerosos artículos académicos, presentado ponencias de distintos temas, era parte del Sistema Nacional de Investigadores de Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México) y tenía el estatus de docente “deseable”. Hoy en cambio, se sabe que una parte importante de su carrera se sustentaba en la copia del trabajo de otras personas y que entre 2004 y este año plagió al menos 12 artículos y capítulos de libros. Por eso, algunos de sus pares y la prensa mexicana lo llaman un “plagiador serial”. Rodrigo Núñez ahora está en Chile. Se ve ojeroso y no quiere hablar con nadie. Su voz se quiebra, le cuesta mirar a los ojos y sus manos tiemblan. No tiene trabajo y dice -probablemente sin equivocarse- que su carrera académica ha terminado. “Yo sabía que iba a chocar como un tren contra una pared, haciéndome pedazos. Y eso fue lo que pasó”, afirma. El buen alumno Rodrigo Núñez estudió en la Universidad de Chile, donde obtuvo su grado de licenciado y magíster en Historia. Él dice que era autoexigente, solitario y depresivo, y quienes lo conocieron en esos años concuerdan. El profesor de historia Hugo Aravena fue su compañero en la carrera y realizaron la tesis en conjunto. “Él era un muy buen estudiante. Nunca tuvimos un atisbo de que podría hacer algo así”, afirma. En la misma universidad, Núñez hizo su magíster y tuvo como guía a Eduardo Cavieres (Premio Nacional de Historia 2008) quien ya había sido su profesor. “Me duele mucho fallarle a él”, dice llorando. “Me aconsejó que fuera al psiquiatra y que pidiera disculpas”. Su entorno en Chile recalca que el historial de plagios de Núñez comienza en México a donde llegó a hacer un doctorado. Partió sin apoyo, pero estando allá consiguió becas del prestigioso Colegio de México, la institución en que estudiaba, que como es habitual en estos casos, estaban condicionadas a que se graduara en los plazos correspondientes. Y él cumplió. Lo que nadie notó en ese momento era que la tesis que presentó era una copia casi íntegra del libro de la académica Cecilia Montero, La revolución empresarial chilena, de 1997, a la que él le cambió el título y le puso Las transformaciones del empresariado chileno: empresarios y desarrollo. “Asumo la responsabilidad, hay un plagio”, dice ahora. —¿Por qué lo hizo? —Había situaciones que no había podido resolver, desde un punto de vista académico, y frente a las presiones del medio y personales, cometí un gran error. Necesitaba más tiempo y no podía, dado que tenía que cumplir algunos parámetros que uno imaginariamente se va colocando. —¿No le dio miedo que su profesora guía lo detectara? —Obviamente. Pero yo también hice investigación. Venía trabajando el tema y lo que plagié estaba dentro de la bibliografía que estaba ocupando. Lo que pasa es que está reflejada en un texto más amplio que la tesis que entregué, y que llegaba más o menos a los mismos resultados que la autora concluye. —Pero aún así usó el libro de Cecilia Montero —En la parte medular, sí. El 21 de julio de 2004 Núñez recibió el grado de doctor y llegó recomendado por un amigo a trabajar a la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, una institución estatal ubicada en Morelia, a tres horas de Ciudad de México. Estando ahí, en 2007, postuló al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), un organismo perteneciente a Conacyt que les entrega financiamiento a sus miembros para que hagan estudios, pero el comité evaluador rechazó su solicitud. “Fue por mi falta de publicaciones”, explica Núñez y agrega: “Hice investigación en un principio, pero después la presión fue un poco asfixiante. Tienes que ir cumpliendo en todos los planos para que puedas seguir siendo profesor, incluyendo una cantidad no menor de artículos de calidad, y obviamente una innovación creativa que yo no estaba haciendo”. Ese mismo año Núñez se presentó, en agosto, en el XXVI Congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología, en Guadalajara, con un trabajo sobre etnias. Una presentación idéntica a la que ya había publicado en la revista Proposiciones la académica de la Universidad de Concepción, Andrea Aravena. Tras otro intento fallido, en 2009 fue aceptado en el SNI, y a partir de 2010 empezó a recibir unos 850 dólares del Estado mexicano como apoyo a su investigación. Junto con eso los casos de plagio siguieron creciendo. Según él, la mentira se fue convirtiendo en una mochila insoportable. Dice que pasaba el tiempo entre las clases y encerrado en su oficina. Apenas conversaba con sus colegas. Dormía mal, tenía crisis de angustia. “Yo todo esto lo viví solo. Nunca he estado en pareja, tenía pocos amigos. Empecé a ir al psiquiatra y a tomar medicamentos. Me detectaron depresión crónica. Me dedicaba al trabajo, pero estaba perdiendo el juicio”. Modus operandi Núñez generalmente publicaba en revistas de un país distinto al del autor original, pero dice que no fue calculador. Explica que lo que hacía “era un plagio tonto y burdo”: copiaba íntegramente los textos y sólo realizaba pequeños cambios de palabras, al título o al resumen. A pesar de eso, y de estar en un mundo conectado, pudo plagiar a casi 20 investigadores sin ser descubierto. —¿Cómo pasaron 11 años sin que nadie se diera cuenta? —Yo creo que faltan mecanismos de prevención al plagio académico. Es mucho más común de lo que se cree. —¿Hubo debilidades del sistema que jugaron a su favor? —A pesar de que existe una red tan globalizada, es demasiada la hiper -especialización en las líneas de investigación. Es imposible que los pares investigadores de otros países puedan leer todo lo que se publica y que estén cien por ciento al día de todo lo que se está difundiendo. Osvaldo Silva, académico de la Universidad de Chile y director de la revista Cuadernos de Historia, fue profesor y víctima de Núñez. A fines de 2012 publicó en la revista, sin saberlo, un artículo de Núñez que ahora sabe era un plagio a un documento de Rafael Rojas, investigador del CIDE (Centro de Investigación y Docencia Económica). “Corroboré que era una copia textual de la primera a la última palabra y no lo podía creer”, dice pero, después agrega: “El plagio no puede eliminar el afecto. Al principio me preocupé por las medidas que se tomaron allá y cómo iba a quedar él, porque es muy depresivo”. Silva reconoce que con la gran cantidad de investigaciones que se pública hoy es difícil estar al día. “Sólo en mi área aparecen unos 10 artículos al mes, más los libros. Tendría que dedicarme 20 horas al día para leer todo”. A Núñez eso lo ayudó. “Uno puede encontrar textos que nunca han sido vistos. Además de dar clases y trabajar, nunca perdí el hábito de ser un buen lector”, confiesa. Muchos de los autores plagiados, como la argentina Rosa Belvedresi o la chilena Andrea Aravena, creen que tener publicados sus trabajos sólo en medios impresos y no tenerlos disponibles en internet también le facilitó el camino a Núñez, quien además expuso en al menos 10 seminarios o congresos con trabajos de otros. Entre ellos, uno de la mexicana Eugenia Roldán Vera, del Instituto Politécnico Nacional, sobre el sistema de educación lancasteriano. Para esa ponencia, que dio en 2009, cambió el título, quitó el epígrafe y dos citas. Recuerda que fue uno de los trabajos que más le elogiaron. “Es muy innovador lo que plantea, la gente me preguntó mucho”, dice. Roldán Vera se enteró hace un mes de que había sido plagiada: “Me sentí ultrajada cuando supe. Si lo elogiaron con mi ponencia, me conformo con saber que esos elogios eran para mí”, afirma. José Antonio Aguilar, investigador del CIDE y coeditor de un libro del cual Núñez plagió un capítulo, explica que este tipo de copias también fueron posibles porque hay poco contacto entre los académicos. “Es una academia fragmentada y eso lo aprovechó”, dice el investigador, quien escribió una crónica contando el caso en la revista mexicana Nexos. Por su parte, Núñez dice que saber inglés también lo ayudó. Tradujo y publicó la introducción y varios capítulos del libro Religion and Society in New Spain (2007) afectando a 10 académicos de universidades en Estados Unidos, Canadá e Inglaterra. Los filtros El sistema académico de publicación descansa en que las revistas revisen acuciosamente las investigaciones que publican para que estas sean originales y reales. Jaime Valenzuela, director de la revista Historia de la Universidad Católica, una de las pocas chilenas del área que no está involucrada en este escándalo, explica el proceso que siguen cuando un autor envía un artículo: “Primero hay una evaluación por parte del equipo editorial y una exploración en internet para buscar plagio. También se busca el autoplagio -bastante común, por lo demás-, el cual en general es más fácil de detectar. Luego de pasar esta fase, las propuestas son enviadas a al menos dos especialistas del área temática, uno nacional y otro internacional, externos a la revista, y con un sistema de doble ciego (el revisor no sabe el nombre del autor y viceversa)”. Estos son los filtros que Núñez sorteó. Sólo acá en Chile logró poner artículos plagiados en al menos cinco revistas académicas: la de la Universidad de Chile, Usach, Católica de Valparaíso, de Tarapacá y Academia de Humanismo Cristiano. En las últimas semanas ellas han tenido que hacer un “retracto”, es decir, retirar los artículos que le habían publicado y explicar las razones. Según Osvaldo Silva, en su caso se cumplieron todos los protocolos. “Era muy difícil detectar que estaba plagiado ese artículo, porque era un documento de trabajo del CIDE y no sé cuándo lo pusieron en la red, y luego se publicó en un libro que ni siquiera está aquí en Chile”. Por su parte, René Salinas, editor de la Revista de Historia Social y de las Mentalidades, de la Usach, argumenta que hicieron una revisión muy detallada en la web pero que, como en su caso era una traducción del inglés al español del artículo de un libro, era muy difícil que pudieran encontrarlo. Sin embargo, Silva admite que en un momento empezó a tener dudas. “Me extrañaba que abarcaba muchos temas distintos. Era alguien que casi conocía toda la historia de América y en todas las épocas, y era muy joven para eso”. Núñez transitaba por temas como el empresariado chileno, la Revolución Mexicana, la enseñanza en Hispanoamérica, la Inquisición y hasta las monjas indígenas. Gabriel Negretto, ex editor de la Revista Política y Gobierno del CIDE de México, y cuyo trabajo también fue plagiado por Núñez quien lo publicó en la revista Historia 396, de la Universidad Católica de Valparaíso, hace una dura crítica a los procesos de revisión. “La seriedad con que se aplica el sistema es muy desigual. Si sumas a eso la presión que se recibe, el que te valoren por el número de publicaciones, más que por la calidad, y además que tienes un sistema de publicaciones especializadas cuya calidad de revisión es deficiente, pues ahí tienes la receta para entender por qué Núñez hizo lo que hizo”. La presión. Esa es una palabra que repiten varios de los académicos entrevistados cuando se les pregunta por el sistema en que se desenvuelven. También usan otra: perverso. Dicen que el medio es exigente y que se privilegia más la cantidad que la calidad de publicaciones. “Los investigadores tenemos un pago, pero hay un complemento importante, casi equivalente al sueldo base, que viene de Conacyt. Estos estímulos están directamente relacionados con el número de investigaciones que uno tiene y dónde las publica. Para entrar al sistema hay que tener artículos o capítulos de libros, y para mantenerse hay que publicar anualmente”, dice la mexicana Eugenia Roldán. En Chile, la situación no es muy diferente. Esa era la presión que asfixiaba a Núñez. “Tenía temor de ser descubierto, pero más miedo tenía de no estar a la altura de lo que se me pedía, de no poder mantenerme profesionalmente. Ese era el miedo que más me pesaba”. La caída “Soy el doctor Rodrigo Núñez, a quien usted denuncia como plagiario, según antecedentes dados completa y contundentemente”. Es la primera frase de un correo que recibió el 2 de septiembre de 2014 Andrea Aravena, días después de escribirle al académico increpándolo por tomar un trabajo que ella había publicado en 2006. Núñez se inquietó. Rápidamente le respondió que debía tratarse de un error y que alguien había puesto su nombre en esa ponencia. Le dijo que él no había participado en ese congreso y que iba a pedir a la revista que sacara el ejemplar. Además, le ofreció medidas compensatorias, como financiar un libro con sus trabajos. “Nunca le creí”, dice Aravena, quien se dio cuenta del plagio cuando sus ayudantes encontraron una tesis donde se citaba el documento de Núñez. “Al googlear el artículo, en vez de encontrar el mío, encontré el de él, pero nunca me reconoció el plagio”. Núñez ahora sí lo reconoce: “Le respondí que estaba hackeado mi mail, lo cual no era verdad. Le ofrecí financiar una publicación, para resarcirla por la culpa que sentía, pero eso quedó en nada”. —¿Por qué le mintió? —Porque me costaba reconocer todo lo que había generado. Mi jefe cuando supo me dijo que había que aclarar la situación. A él también le dije que había sido hackeado el mail, y al principio me creyó. Núñez dice que después de eso no volvió a copiar. Uno de los últimos plagios fue a un artículo de la profesora mexicana Mónica Díaz, de la Universidad de Kentucky, sobre la identidad de las monjas indígenas, que salió publicado el año pasado en la revista Tiempo Histórico, de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano. Un académico de su universidad dice no saber por qué no se tomaron las medidas cuando Aravena denunció: “Carecemos de un comité de ética que atienda estos asuntos. Yo me pregunto por qué no se actuó con mayor rapidez”. Pero tras el episodiola angustia de Núñez aumentó tanto que se lo contó a su psiquiatra. “Ahí entendió todo el puzle, dijo que necesitaba más ayuda, porque tenía un tema de trastorno de personalidad. Había que ver dónde se me había cambiado la perspectiva, la realidad. Yo creo que fue cuando plagié la tesis”. Pese a que Núñez intentó mantener un bajo perfil, este año el Instituto de Investigaciones Históricas de la universidad donde trabajaba empezó a investigarlo. Descubrieron que un capítulo que había escrito para el libro Revalorar la Revolución, de 2011, era la copia de un texto que la académica española Rosario Sevilla, de la Escuela de Estudios Hispano–Americanos de España, había publicado en la revista de la Usach. A partir de eso, los descubrimientos se fueron sucediendo y a principios de junio comenzaron a advertirles a algunos de los académicos plagiados. En los últimos meses el caso se volvió un escándalo tanto dentro como fuera de la universidad, pero Núñez aún no lo sabía. Hasta que el 9 de junio recibió un correo de la académica argentina Rosa Belvedresi preguntándole acerca del plagio. Nuevamente respondió que su correo había sido hackeado, pero Belvedresi no le creyó. “Después de lo de Rosa ya no pude más. Sabía que había una preocupación, no sólo de la facultad, sino que a nivel de rectoría”, explica. El 16 de junio el rector de la universidad, Medardo Serna, fue informado del caso y dos días después Núñez estaba fuera de la casa de estudios. A las dos semanas el Colegio de México le quitó el grado de doctor. Fue la primera vez en sus 75 años que la institución le revocaba el grado a alguien por plagio. “Cuando me avisaron, me sentí completamente desnudo. Hay una cuestión de arrepentimiento no menor. Perdí toda mi vida, todo lo que había desarrollado. No hay más”, dice Núñez. El miércoles envió una carta a Conacyt, como parte de su derecho a réplica, y en la última semana les ha mandado correos con disculpas a los editores de las revistas. —¿Y a los autores? —Aún no, me falta. Es duro. Pero esta semana lo hago. —¿Cree que merece una segunda oportunidad? —En estos momentos no. Yo sé que no soy sólo el plagiador serial que se dice, hice clases, hice investigación, pero es una vergüenza muy grande. Ahora estoy asumiendo la sanción social de haberle fallado a mucha gente, que es lo que más duele, y las sanciones que vengan. Pero si fallé en algo tan básico, como la responsabilidad moral de ser honesto, algo que aprendemos de niños, primero tengo que volver a eso para reconstruirme. LAS CONSECUENCIAS El 6 de julio apareció en el diario El Universal de México la primera noticia del plagio de Núñez y desde entonces el tema no ha dejado de comentarse en ese país. Pero con la revocación del grado de doctor, y la salida de la Universidad Michoacana, la historia no ha terminado. El Conacyt debe dictar un fallo en su caso, lo que sucedería en los próximos días, determinando las sanciones. La más dura podría ser la expulsión por 20 años del Sistema Nacional de Investigadores. Sobre si debe devolver el dinero entregado, es un tema que Conacyt reconoce que no ha resuelto. La mayoría de los investigadores plagiados reclaman que ni Núñez ni la Universidad Michoacana les han pedido disculpas. La española Rosario Sevilla, por ejemplo, cuenta que se enteró por un periodista de El Universal y que aún nadie se contacta con ella. El 29 de julio pasado, a raíz de este caso y otros más, un grupo de 22 académicos publicó una carta abierta en el diario El País de España, llamada “Por una cultura académica distinta: propuestas contra el plagio”, en la que se solicita, entre otras cosas, “el establecimiento de una política de tolerancia cero frente al plagio académico”. http://www.latercera.com/noticia/tendencias/2015/08/659-641025-9-confesiones-de-un-plagiador.shtml
×