Saltar al contenido

Cambiar

Foto

ACTRICES | Angélica Neumann: la diseñadora top que tiene un pasado como figura de teleseries


  • Please log in to reply
14 respuestas a este tema

#1
Osval

Osval
  • Sexo:Hombre

1528407881-kika.jpg
 
 
 
Kika Neumann: la diseñadora top que tiene un pasado como figura de teleseries
 
Angélica "Kika" Neumann tuvo importantes roles en telenovelas como "Aquelarre" (1999) y "Sabor a ti" (2000). De hecho, en esta última historia se peleaba el amor de Luciano Cruz-Coke con la fallecida actriz Carolina Fadic. Hoy, triunfa en el mundo del diseño de vestuario y con T13.cl recuerda su época en televisión.

Desde hace ocho años que Kika Neumann (42) es uno de los nombres importantes del mundo del diseño en Chile. Sus colecciones han pasado a ser tendencia y su cara y trabajo en vestuario son reconocidos masivamente. Pero antes de convertirse en diseñadora de vestuario, destacó en las tablas y en las teleseries. Es que estudió teatro en la Universidad Católica.

En 1997, Angélica tuvo su primer papel con continuidad en telenovelas, como una de las secretarias de la empresa forestal en torno a la que giraba "Oro verde", de TVN. Dos años después interpretó a "Camelia Huidobro" en "Aquelarre", una elegante joven que atendía una tienda que vendía vestidos de novia y que era hija de la villana de la historia a cargo de Coca Guazzini y hermana del galán de la producción dramática interpretado por Álvaro Rudolphy.

La gran sorpresa de su personaje en dicha apuesta de ficción fue cuando en el desenlace de ésta se reveló que ella era "La novia de la noche". El principal enigma de la teleserie era saber qué fémina del pueblo en el que transcurría la trama se vestía de novia en las noches y salía a deambular por éste. "Yo no supe hasta el final de eso, pero antes de aquello ya mi personaje me gustaba mucho, era alguien muy fina y elegante y fue bien entretenido todo el trabajo que hicimos ahí y trabajar con actores como la Coca Guazzini y Álvaro Rudolphy", rememora Neumann sobre "Aquelarre".
 
 
1528407446-camelia.jpg

 

En el año 2000, la hoy mujer de alta costura emigró a Canal 13 y se transformó en la villana de "Sabor a ti", una española llamada "Isabel Mandujano". Ésta aparecía en la mitad de la historia y llegaba a pelearse el amor de Luciano Cruz-Coke con Carolina Fadic.

"Me acuerdo que tenía un acento español pésimamente mal hecho (ríe) y era muy sexy, algo muy distinto a mí; y eso es lo que más me gustaba de interpretar personajes, dar vida a mujeres muy diferentes a mí", señala la ex figura del área dramática del 13, agregando que en aquella telenovela "yo nunca había andado arriba de un caballo y lo tuve que hacer y me saqué la cresta (vuelve a reír)".

Acerca de haber trabajado con la hoy fallecida actriz Carolina Fadic, Neumann declara que "tengo los mejores recuerdos de ella, muy simpática, muy alegre y muy guapa. Además, uno se reía mucho con ella, contaba muchos chistes".

Tras "Sabor a ti", Kika se alejó de la TV y se centró en el teatro, para luego, como relata, dedicarse por un tiempo a la producción de teatro y danza contemporánea.

¿Y cómo fue su salto al mundo del diseño de vestuario? "Eso fue algo paulatino, no es que se diera de un día para otro. Yo siempre cosí, desde los 12 años que era algo que me interesaba, hacía cortinas, cojines y vestidos. De hecho, hacía los vestuarios en teatro... y de repente llegó la invitación de la revista Paula para dirigir un proyecto de diseño y me empecé a ir por ese lado", responde la artista que hace pocos meses estrenó nueva tienda en Nueva Costanera.

Neumann cuenta que estudió dos años alta costura con Laura Rivas y que empezó haciendo vestidos de novias debido a que tiene un gran talento para ello. Y como sus mismas clientas novias quedaban conformes con el trabajo, le iban pidiendo más vestidos, específicamente para su vida cotidiana. Esa razón la llevó a lanzar su primera colección en el año 2010.

Hoy acumula más de 15 colecciones y destaca que en su tienda ella atiende de manera personalizada. "Me interesa ese trato y tener una relación especial con mis clientes", enfatiza la diseñadora top, añadiendo que éstos no la reconocen como ex figura de teatro y TV. "Se sorprenden heavy cuando saben de mi pasado actoral", da a conocer entre risas al respecto.

Y a 18 años de su último gran papel en telenovelas, ¿le interesaría volver a ellas? "Yo siempre digo `nunca digas nunca´, pero no lo echo de menos... y con la cantidad de trabajo que tengo ahora, sería imposible. Además, me daría mucha vergüenza, no sabría cómo hacerlo, así que de hacerlo, sería una humorada", contesta Kika, sintetizando que "hoy mi oficio me genera una plenitud absoluta. Ahora, por mi forma de ser, todo lo que yo haga me va a gustar, porque a lo que me dedico le pongo todo el amor. Eso sí, creo que soy mejor diseñadora que actriz".



http://www.t13.cl/no...a-de-teleseries




#2
Ignacho

Ignacho
  • Sexo:Hombre

Queen Camelia :bbb:

 

en la nota se equivocaron porque ella atendía la perfumeria no la tienda de vestidos de novia :gretchen:

 

y al final en la vida real terminó haciendo vestidos de novia :ajuajua: 


  • A LucasTeleseries y Gatoopazio les gusta esto

#3
Petercat

Petercat
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:Santiago, Chile
  • Intereses:PELÍCULAS, TELESERIES BUENAS, CHOCOLATE, LIBROS DE CINE, MISTERIO, CRIMEN, DRAMA, SUSPENSO Y TERROR.
    BUSCAR INSPIRACIÓN PARA ESCRIBIR.

Vi los videos de su personaje en Sabor a Ti y tiene toda la razón de hacerse auto-bullying del acento de su villana :ajuajua:



#4
Roquinma

Roquinma

    Forista medalla de plata

  • Moderadora
  • 17.866 Mensajes
  • Sexo:Mujer
  • Intereses:Teleseries Retro
La Ángela 2 :ella:


#5
scoobert_pato

scoobert_pato
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:Iqq
  • Intereses:Cine-TV-Libros

Kika es un encanto de persona  :riqueza:



#6
Gatoopazio

Gatoopazio
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:PUQ y c
La Camelia :amor: y pebsar que antes de ver Aquelarre tenia una pisca de animadersión hacia ella porqe la comparaba con Angela :moolah:


#7
Ignacho

Ignacho
  • Sexo:Hombre

cuando me repeti Aquelarre cuando chico el 2006 en un principio pensé que era Queen Angela :moolah: 



#8
Fifiolo

Fifiolo

    Vida? Me suena esa palabra...

  • Moderador
  • 39.288 Mensajes
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:En mi casa, donde mas
  • Intereses:Leer, ver television, jugar en el pc, y también descansar despues de trabajar
Ella era la novia de la noche :xD:


#9
King

King
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:Viña del mar

recordada y jamas olvidada! pocas pueden con solo 3 personajes  :riqueza:



#10
samuelqueen

samuelqueen
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:osorno
Recuerdo que en Sabor a Ti ella apareció pasado la mitad de la teleserie, yo me cambié de canal y me puse a mirar esta novela hasta el final, le salió bastante bien el papel de una Villana española que igual llegó a mover varios hilos en la historia, despues que murió el personaje de la Paulina Urrutia (que dicho sea de paso, nunca supe porque salió de la teleserie tan pronto si era protagonista)....Y bueno el acento no era de los mejores pero era muy buen personaje y la teleserie agarró ritmo que incluso se vio reflejado en el rating que también subió un poco

Editado por samuelqueen, 15 junio 2018 - 12:11 hrs..


#11
Roquinma

Roquinma

    Forista medalla de plata

  • Moderadora
  • 17.866 Mensajes
  • Sexo:Mujer
  • Intereses:Teleseries Retro

Recuerdo que en Sabor a Ti ella apareció pasado la mitad de la teleserie, yo me cambié de canal y me puse a mirar esta novela hasta el final, le salió bastante bien el papel de una Villana española que igual llegó a mover varios hilos en la historia, despues que murió el personaje de la Paulina Urrutia (que dicho sea de paso, nunca supe porque salió de la teleserie tan pronto si era protagonista)....Y bueno el acento no era de los mejores pero era muy buen personaje y la teleserie agarró ritmo que incluso se vio reflejado en el rating que también subió un poco

Entiendo que el personaje de Paulina murió porque ella negoció y exigió que su rol durara hasta la mitad de la trama :mm: Pero después igual seguía apareciendo como fantasma, entonces se sintió "estafada" :xD: Eso recuerdo haber leído alguna vez en el topic de Sabor a Ti :sullivan:


#12
Gerok

Gerok
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:Viña del Mar

yo cuando chico juraba que ella era angela contreras en sabor a ti :ajuajua: era muy parecida en look a angela de amores de merado



#13
Ignatiushc

Ignatiushc
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:Por ahí
Me encantó su rol en Aquelarre :amor:


#14
Osval

Osval
  • Sexo:Hombre

Queen Angela y queen Kika separadas al nacer V0mwi9D.gif



#15
Osval

Osval
  • Sexo:Hombre

Kika Neumann "Es lindo ver moda que no tiene moda"

 

Instalada en su nueva tienda-taller de Vitacura, la diseñadora -conocida por sus abrigos y vestidos de finos materiales- analiza el positivo momento actual del diseño chileno, el sentido de la ropa femenina en medio de la ola feminista y también cómo hoy, lo clásico puede ser vanguardista.

 

Tras ocho años atendiendo en su tienda-taller en la calle Girardi, en pleno barrio Italia, la diseñadora Kika Neumann dejó el lugar que la vio convertirse en una de las creadoras de moda más cotizadas del mercado independiente nacional, para trasladarse a un escondido subsuelo en lo que describe como "la mejor esquina comercial de Santiago": Nueva Costanera con Espoz, en Vitacura. Un espacio con elegantes muros blancos, de cuatro metros de alto, y un cierto aire industrial, que ha decorado al modo minimalista: hay tubos fluorescentes debajo de los percheros, una vitrina, una mesa de madera y una alfombra de cuero de vaca. Apoyadas en el suelo están un par de fotos de flores, tomadas por la destacada fotógrafa Javiera Infante, y un retrato de su abuela Susy Füriman, la única decoración que -dice Kika- realmente no puede faltar, porque ella fue fundamental en el amor que siente por la costura.

Varias de sus clientas -en su mayoría profesionales exitosas con dinero para gastar más de cien mil pesos por un vestido de popelina, o alrededor de un millón en un abrigo de lana- le habían pedido que se fuera a Vitacura. Kika sabe que la seguirían a donde fuera: prácticamente ninguna de ellas vivía cerca del barrio Italia y sin embargo llegaban, fielmente, muchas veces desde sectores más distantes de ahí como La Dehesa o Peñalolén. Por eso, lo primero que Kika hizo fue buscar un espacio en Providencia, cerca de donde ella vive. Era lo más cómodo. Hasta que Camila Herrera, dueña de la marca de zapatos Camille y de una tienda multimarca, le ofreció poner un perchero en su local de Nueva Costanera. Al visitar el lugar, vislumbró el potencial que había en el subsuelo de esa tienda, en lo que era una bodega fría y oscura. Y se animó a darle nueva vida.

-Todavía me cuesta entender Vitacura -reconoce- pero me gusta.

Kika había pensado en irse de la calle Girardi, donde atendía entre talleres mecánicos y casas de fachada continua, hace alredor de un año. Le gustaba el glamour con toques underdel lugar, donde recibió clientas por ocho años, pero no podía seguir ahí: era también el taller del reconocido diseñador teatral Pablo Núñez, quien la invitó a instalarse ahí cuando aún eran pareja.

Hoy, el desafío es que el nuevo espacio tenga lo que tenía Girardi. Y dice que lo está logrando.

-Me encanta este subterráneo, porque hay que descubrirlo. Aquí también se crea un espacio de confianza: las clientas se pasean hasta en colaless mientras de prueban los vestidos -comenta, consciente del valor de estar en un lugar escondido, muy privado, sin ventanas. -Vienen y se quedan dos horas, a veces incluso salimos juntas después. En Girardi tenía una cocina donde nos preparábamos cosas ricas, almorzábamos; acá no puedo, pero el barrio invita harto a salir. Me falta comprar un refrigerador chico, para tener champaña helada.

Kika asegura que lo que propone es una experiencia, y que por eso atiende ella misma el local, siempre por hora. No es llegar y entrar. Nunca lo será.

-No me gusta la tienda clásica con la ropa colgando- explica. - Tener un local abierto donde la gente venga no más no me atrae, porque no me interesa la prenda colgada como si fuera un vestuario no más.

-¿Y qué es la ropa entonces?

-Para mí, es una segunda piel, y por eso las decisiones en torno a ella no se pueden tomar al voleo. Es una identidad; hay que descubrir qué ropa te identifica. La ropa también es imagen, es comunicación. Y es sensualidad, porque el contacto con las telas es una cuestión sensorial: el abrigo te abraza, el vestido te envuelve. Cuando piensas la ropa así, no te hace sentido comprar algo que en cinco años estará pasado de moda. No es que no pueda ser así, pero yo entiendo lo mío desde otro rol. Es lindo ver moda que no tiene moda.

-Tu identidad de marca está muy arraigada. Tus diseños cambian poco de una temporada a otra.

-Tal vez los abrigos se ven todos iguales, pero son distintos para mí. Mis colecciones no tienen un concepto que las diferencie; tal vez sí tienen una sensación interna que le es propia pero que no conceptualizo. No le pongo nombre y apellido. En mi última campaña, esa sensación sería la mezcla de lo severo con lo colorido, con algo de risa -se defiende la diseñadora, mientras se explaya sobre su amor por las mangas de corte dolman, amplios bajo el brazo y sin sisa. Las aprendió a hacer en los talleres de la afamada costurera Laura Rivas, durante los años en los que de a poco fue dejando su carrera como actriz -estuvo en obras de teatro, en teleseries, en producción de espectáculo- para dedicarse al vestuario. Luego fue definiéndose por las líneas rectas que son distintivas en sus vestidos, abrigos y blusas. Es su estrategia, dice, para permitir que sea la persona, y no la ropa, la principal información que le llegue al resto.

Mientras plancha los vestidos de seda que serán fotografiados, se queda pensando en torno a la idea de la identidad de marca. Y opina:

-Es algo que se va construyendo. Yo fui creciendo como diseñadora, y a medida que lo hacía, fui entendiendo más lo que necesita el cliente. El diseñador que impone lo suyo es algo muy vintage; hoy lo que se usa es trabajar con el cliente. Ellos me encuentran, yo los encuentro, y juntos creamos.

Según Kika, estas clientas se definen, antes que nada, por ser seguras de sí mismas.

-Así es la mujer que compra diseño nacional en general -explica esta diseñadora, docente de la Uniacc. -Me siento orgullosa del momento que está viviendo este tipo de diseño en Chile, y también en Latinoamérica, especialmente en México, Brasil y Argentina. Hoy hay buenos diseñadores; ya no corre eso de que la ropa que hacen es de mala calidad. Es una apuesta usar algo no masivo, algo que se descubre. Pero la mujer que compra este tipo de ropa tiene que estar dispuesta a hacer esa apuesta. Dentro de eso, elegir algo clásico, como lo mío, es una opción vanguardista.

 

Sin tolerancia al poliéster

Muchos diseñadores independientes suelen ser una vitrina andante de su propia propuesta: usan solo su ropa, a lo más combinada con jeans o prendas básicas de retail. No es el caso de Kika.

-No me dejo casi nada de ropa para mí. Si tengo un abrigo y me lo piden, lo vendo- explica.

Lo que sí hace es usar solo ropa afín a su propuesta, centrada en la calidad de los materiales y los cortes clásicos. Siempre trabaja así, desde los materiales, antes que desde un concepto o idea. Es el material el que, en su caso, lleva al diseño.

-Ya no tolero usar nada que no sea una elección desde lo textil. El material me importa demasiado; no puedo ponerme nada que no sea placentero. Lo apretado, por ejemplo, para mí es imposible. No tolero ni el acrílico ni el poliéster. No lo soporto -insiste.

En sus percheros cuelgan, además de sus ya clásicos abrigos ("el invierno es mi tema", declaró apenas entramos al local), varios vestidos anchos y transparentes, vaporosos y etéreos, en una paleta pálida. Vestidos que, asegura Kika, "se constituyen de acuerdo con los cuerpos": son las mujeres que los llevan los que los hacen. Algunos los han comprado para usar como vestidos de madrina, con forro debajo, sabiendo que al sacarlo se pueden llevar en muchas otras ocasiones, incluso sobre jeans.

-Para mí, es como si tiñeran el cuerpo de la mujer con un velo de color- acota.

-¿Por qué nunca trabajas con estampados?

-Me gustan, pero no los ocupo. No es algo que esté en la marca hoy día. Para mí, las aplicaciones de encaje son el estampado. Creo que lo que no me gusta es la repetición de un patrón; con el encaje, como lo aplico yo misma a mano, trato de que no siga siempre la misma lógica, de que sea un poco irregular. Que se note el error del trabajo a mano.

Los vestidos con encaje son probablemente sus piezas más femeninas, en el sentido clásico de lo femenino.

-Las sensaciones táctiles que provoca el encaje, junto a la sedosidad de las telas, son esencialmente femeninas -opina, convencida de que lo femenino es un valor que no debe perderse en medio de la ola feminista que hoy se vive en el mundo entero.

-Me sumo a la lucha por los derechos de las mujeres. Esta lucha se puede pensar desde lo masculino, desde la imagen de la guerrera, pero se puede dar también desde la femineidad, desde la idea de una mujer más conectada con lo interno, lo sensible, lo escondido, lo menos expuesto, pero en ningún caso más indefensa.

-Como tu taller.
-¡Sí! (ríe).

Últimamente, su concepto de lo femenino ha girado en torno a una idea: crear un abrigo con cintura. Uno que resalte la figura, a diferencia de su propuesta hasta ahora, donde todo cae, nada enmarca. Para ella, ha sido un total desafío.

-Quiero este abrigo que acentúe la cintura, pero no llega. Me frustra no encontrarlo, lo paso mal, pero pienso que hay que tener paciencia. Y si no me funciona, no me voy a obligar.

Kika está convencida de que así se debe trabajar, dejando que las cosas fluyan, que sucedan. Por eso, así como un día dejó la actuación, no se cierra del todo a decirle adiós a la costura, al menos como opción profesional.

-Veo mi tiempo de actriz como algo muy lejano, como si hubiera sido en otra vida. Si me hubiera dedicado al diseño de joven, probablemente hoy estaría haciendo otra cosa -acota. -Es muy contemporáneo ser multidisciplinario. Quienes vamos buscando opciones de desarrollo, vamos incorporando lo anterior, todos los saberes, todos las relaciones. Es la misma energía que se va trasladando. Yo me siento muy vinculada a los textiles, a la estética, a las mujeres y al contacto con las personas.

Dentro de eso, asegura, cualquier cosa puede venir.


REVISTA YA






0 usuarios están leyendo este tema

0 miembros, 0 invitados, 0 usuarios anónimos