Saltar al contenido

Cambiar

Foto

CAPÍTULO 8 | Enfrentamientos


  • Please log in to reply
1 respuestas en este tema

#1
Aníbal!

Aníbal!
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:Temuco, Region de la Araucania

y3DKSy3.png

 

1. INT. COMISARÍA – CELDAS – DÍA.

 

Beatriz (Ingrid Cruz) y a Sofía (Alejandra Fosalba) se miran cara a cara.

 

- ¿Qué quieres, Sofía? – pregunta Beatriz, mirándola con rabia.

- Vine a ver cómo te trataban – dice Sofía, irónica.

- No seas mentirosa.

- A ver, yo no vine a pelear ni a recibir descalificaciones de tu parte. Sólo vine a hablar contigo.

- ¡Guardias! ¡Sáquenla de aquí! – grita Beatriz.

- ¡Cállate! – dice Sofía. – Escucha lo que te tengo que decir.

Sofía se queda callada como pensando en lo que va a decir.

 

- Yo estoy dispuesta a retirar la denuncia, a decir que eres inocente y que la prueba en tu contra la planté yo – dice Sofía. – Además, estoy dispuesta a desistir de hacerte daño.

- No te creo – dice Beatriz.

- Créeme. Lo voy a hacer, pero sólo con una condición.

- ¿Cuál? – pregunta Beatriz con curiosidad.

- Lee este papel y fírmalo cuando termines – Sofía saca un papel y se lo pasa a Beatriz, junto con un lápiz.

 

Beatriz comienza a leer el papel:

 

- “Yo, Beatriz Magdalena Correa Alegría, a día 18 de enero de 2013, confieso haber asesinado al señor Fernando Miguel Ángel Inostroza Saravia, por lo que me entrego al veredicto del juez encargado de mi caso”.

 

Beatriz se impacta al leer el contenido del papel.

 

Beatriz-c7-2-1.png

 

 

O0Fpspx.png

 

 

2. INT. CASA DOMÍNGUEZ – DORMITORIO ISABEL – DÍA.

 

Isabel (Luciana Echeverría) está despierta, pero acostada sobre su cama. Al voltarse, ve su celular para ver la hora, pero pronto ve una foto que tiene con Emiliano (Hernán Contreras) y que puso como imagen de fondo. Al verla, se le vienen a la mente los recuerdos de la noche anterior, cuando ella ve a Emiliano totalmente ebrio besando a Matilde en los labios. Isabel se levanta de la cama y lanza un desgarrador grito, lanzando un cojín, el cual colisiona con algunas cosas que tiene encima de la cómoda. Luego se sienta sobre la cama y llora desgarradoramente, cuando Rafael (Pedro Campos) rápidamente corre hacia el dormitorio al oír el ruido del marco cayéndose.

 

- Isabel, ¿qué pasó? – dice Rafael, preocupado y luego se acerca a Isabel cuando la ve llorando. – ¿Por qué lloras?

- Déjame sola – dice Isabel, aun llorando.

- Pero, ¿qué pasa? ¿Por qué estás así?

- ¿Me puedes dejar sola, por favor? – dice Isabel, entre lágrimas y alterada.

- Bueno, yo sólo me preocupaba por ti – dice Rafael.

- Perdón – dice Isabel, a la vez secándose las lágrimas. – Es que… es algo personal. Por favor, déjame sola, Rafael.

 

Rafael deja el dormitorio. Isabel se dirige a su espejo para mirarse, totalmente destruida por la escena, con sus ojos húmedos. Y de pronto, mira con odio el reflejo de su espejo.

 

Isabel-c7-2.png

 

 

3. INT. DEPTO. MONTERO – LIVING/COMEDOR – DÍA.

 

Emiliano ya vestido se encuentra sentado en la mesa del comedor, totalmente cabizbajo. Sebastián (Ricardo Vergara) se acerca a su hermano con una taza de café bien cargado.

 

- Toma, Emiliano – dice Sebastián, dejando la taza frente a él. – Seguro que así se te va a pasar la caña.

- No tengo ganas de nada. Todavía ando con la guata revuelta – dice Emiliano.

- No es pa’ menos, con la buitreada que te mandaste anoche. ¿Quién te manda a ti a tomarte todo lo que te tomaste anoche?

- Ya, no te empecís a comportar como si fuerai el papá.

- Pero ¿qué pasa? ¿Por qué no me querís contar lo que pasó?

- ¿Qué querís que te cuente?

- Eso que me dijiste recién, me dijiste que la embarraste.

- No… nada. Sólo una embarrada que me mandé.

Sebastián, preocupado por su hermano, se sienta cerca de su hermano y comienza a acariciarle la espalda.
 

- Emiliano, cuéntame. Porfa, soy tu hermano, me preocupo por ti – dice Sebastián, aun acariciándole la espalda. – Mira, prometimos que nos íbamos a contar todo, así que cuéntame, quizás te pueda ayudar.

- No, tú no me podís ayudar – dice Emiliano. – Es por algo que yo hice. La embarrada ya está hecha.

- Pero dime qué hiciste.

- Cometí un error, no más. Porfa, deja de ser tan metido – dice Emiliano, levantándose de la mesa.

 

Emiliano sólo ignora a su hermano y se encierra en su dormitorio. Sebastián solo mira preocupado a la puerta del dormitorio de su hermano.

 

C7llLGE.png

 

4. INT. COMISARÍA – CELDAS – DÍA.

 

- ¿Cómo? – pregunta Beatriz, consternada. - ¿Qué quieres que haga con esto?

- ¿Qué acaso eres sorda? Te dije que lo firmaras. Es simple como rayar con tu nombre o firma donde sale abajo tu nombre – dice Sofía.

- Yo sé que significa eso, pero ¿qué pretendes?

- Ya sabes que soy abogada y sé como es esto. Si confiesas que mataste a Fernando, puede que te rebajen la pena por haber colaborado y si acaso confiesas que lo hiciste en legítima defensa. Además, te puedo servir como abogada y arreglar todo para que salgas de aquí lo más pronto posible por buen comportamiento.

- No te creo nada. Tú lo único que quieres es deshacerte de mí.

- No me hagas perder más tiempo y firma ese papel.

 

Beatriz, aun con el papel en la mano, lo empieza a romper en pedazos.

 

- No pienso firmar nada. No te pienso dar en el gusto – dice Beatriz, terminando de romper el papel. – Preferiría pudrirme en la cárcel antes de que tú fueras mi abogada.

- Que conste que te traté de sacar de aquí. Si así lo quieres, púdrete en esta cárcel porque cuando encontremos más pruebas que te inculpen, ya no vas a poder ver nunca más a tus hijos.

- ¡Ándate de aquí, perra maldita! – grita Beatriz. – ¡Ándate!

 

qkBdIb4.png

Sofía se va, mientras Beatriz la mira con odio.

 

5. INT. CASA SANHUEZA – DORMITORIO MATILDE – DÍA.

 

Matilde (Mariana Di Girólamo) se encuentra durmiendo en su cama. De repente se despierta al oír su celular. Matilde se estira un poco y mira el celular para ver quien la llama. En la pantalla dice “GONZALO”. Aunque ella tiene ganas de contestarle, recuerda lo que pasó la noche anterior y sólo cuelga para no contestarle.

 

6. INT. COMISARÍA – PASILLO – DÍA.

 

Gonzalo (Etienne Bobenrieth) se encuentra al frente de la puerta de las celdas junto a Lorenzo. Gonzalo se da algunas vueltas mientras llama por su celular a Matilde, hasta que se rinde.

 

Gonzalo6.png

 

- ¿Qué pasa, amigo? – pregunta preocupado Lorenzo (Pedro Campos).

- No me contesta. La Matilde no me contesta – dice Gonzalo, guardando su celular.

- Pero no te pongay triste. Ustedes se aman, se tienen que arreglar.

- Gracias, Lorenzo, pero de nada sirve que me tratís de animar – dice Gonzalo, quien empieza a llorar, mientras Lorenzo trata de consolarlo.

 

De repente, se abre la puerta que da a las celdas y de golpe sale Sofía mientras Lorenzo y Gonzalo la miran. Luego, corren hacia la celda de Beatriz.

 

7. INT. COMISARÍA – CELDAS – DÍA.

 

Beatriz está sentada llorando, cuando Lorenzo y Gonzalo entran y se detienen frente a la celda.

 

- Mamá, ¿qué pasó? – dice Lorenzo, preocupado por su madre.

 

Beatriz rápidamente se para y se acerca a su hijo.

 

- Mi amor, sácame de aquí – dice Beatriz, aun llorando.

- Mamá, ¿qué pasó? ¿Qué te hizo esa bruja? – pregunta preocupado Lorenzo.

 

Beatriz no dice nada, pero Lorenzo ve los pedazos de papel en el suelo. Los recoge y trata de descifrar lo que decía el papel, uniendo los pedazos con ayuda de Gonzalo.

 

8. INT. CASA SANHUEZA – DORMITORIO MATILDE – DÍA – 1 HORA DESPUÉS.

 

Matilde se encuentra ya vestida, pero algo triste, sentada en la cama y mirando su celular esperando a que Gonzalo la vuelva a llamar, pero dudosa en si contestarle esta vez o no. Su padre, Teobaldo Sanhueza (Marcelo Alonso), de 45 años, se asoma a la habitación.

 

- Mi amor, ¿qué pasa? Ni siquiera has tomado desayuno – dice Teobaldo, quien ve una bandeja sobre la cama de su hija todavía ocupada.

- No tengo hambre, papá – dice Matilde.

- Hija, ¿qué te pasa? – Teobaldo se acerca a su hija. – ¿Por qué no me cuentas?

- No es nada, papá.

- Pero, ¿por qué no confías en mí? Soy tu papá. Por favor, cuéntame - dice Teobaldo, mientras le acaricia el pelo a su hija.

- No es nada, papá. Es sólo que… no he visto a Gonzalo desde ayer en la tarde y no sé si quiera hablar con él – dice Matilde, llorando.

- ¿Por qué? ¿Se pelearon? – pregunta su preocupado padre.

- No… bueno no sé, pero lo echo mucho de menos.

 

Teobaldo abraza dulcemente a su hija, quien descansa sobre su pecho cuando oyen el timbre sonar y ambos se separan.

 

- Yo voy a abrir – dice Teobaldo.

- No, yo voy – dice Matilde, secándose las lágrimas. – Quizás sea la Dani para saber cómo estoy.

Matilde se levanta de la cama y se dirige a la puerta, mientras su padre también sale.

 

9. INT. CASA SANHUEZA – PASILLO – DÍA.

 

Matilde abre la puerta y se asombra al ver que es Isabel.

 

- ¿Isabel? – dice asombrada Matilde. – Pero… ¿cómo te enteraste que vivo aquí?

- Eso no importa ahora. Contigo quería hablar – dice Isabel, mostrando odio en sus ojos, mientras Matilde sólo la mira con algo de miedo e inseguridad.

 

10. INT. CASA DOMÍNGUEZ – DORMITORIO SOFÍA – DÍA.

 

Sofía se encuentra colgando ropa en su closet cuando repentinamente suena su celular, que está todavía en su cartera, la cual se encuentra sobre la cama. Sofía lo saca rápidamente para contestarlo.

 

- ¿Aló? – contesta Sofía y no obtiene respuesta inmediata. – ¿Aló?

- Tú no cambias, ¿verdad, Sofía? – dice una voz distorsionada.

- ¿Qué mierda quieres, imbécil? ¿Por qué estás tan obsesionado conmigo?

- Ya no te queda mucho tiempo, Sofía – dice la voz distorsionada. – Yo sé que no sólo mataste a Fernando y Antonia, sino que también provocaste ese accidente.

- ¿De qué mierda estás hablando, estúpido? – pregunta Sofía, con furia.

- No te hagas la tonta. Yo sé que mandaste a Antonia a cortarle los frenos a esa pobre familia que no tiene la culpa de nada.

- ¿Cómo mierda lo sabes? O sea, ¿tú eres a quien Antonia le contó todo?

- Da lo mismo cómo lo supe, lo que importa es que tú vas a caer.

 

Cerca de la habitación pasa Rafael, quien al ver la puerta entreabierta y oír los gritos de Sofía, se asoma a escuchar.

 

- Escúchame, imbécil – dice Sofía, con rabia. – No sé quién seas, pero te juro que te voy a matar si llego a saber quién eres y si le contaste a alguien que yo provoqué ese accidente de esa familia de mierda, o que yo maté a Antonia y Fernando, ¿me escuchaste?

 

kmj36Cu.png

De pronto, Sofía oye un tono que le avisa que quien la llamó colgó el teléfono y Rafael de golpe abre la puerta y Sofía se asusta.

 

- ¿Sofía? – pregunta Rafael.

 

Sofía ve a un sorprendido Rafael, dudando si acaso llegó a escuchar las palabras amenazantes que le dijo al hombre desconocido.

 

11. INT. CASA SANHUEZA – PASILLO – DÍA.

 

Isabel y Matilde siguen frente a frente.

 

- Isabel, ¿qué haces aquí? – pregunta extrañada Matilde.

- Quiero hablar contigo, ya te lo dije – dice Isabel, amenazante. – ¿No me vas a hacer pasar?

 

Matilde aún con miedo accede a hacer pasar a Isabel, quien lentamente da unos pasos adentro de la casa.

 

- Isabel, escucha, yo sé que anoche viste algo que no te gustó o que no debió pasar, pero… – empieza a decir una nerviosa Matilde.

- ¡Cállate y escúchame! – interrumpe una amenazante Isabel. – Yo llevo casi dos años con Emiliano, que sería lo mismo que llevas tú con Gonzalo, pero te voy a decir una sola cosa: si te vuelvo a ver cerca de Emiliano, te vas a arrepentir por el resto de tu vida.

- Isabel, es que no es así. Mira, yo amo a Gonzalo y encuentro que Emiliano es guapo y todo eso, pero…

- ¡Ah! ¿Así que reconoces que mi Emiliano es guapo? ¿Qué podía esperar de una perra como tú?

- Isabel, escúchame…

- ¡Cállate, mierda, estoy hablando yo! – dice Isabel, más amenazante y desafiante y luego, más serena, le da la espalda a Matilde. – Yo pensaba que erai una mujer fiel e incluso pensé que podíamos llegar a ser amigas, pero me equivoqué – Isabel se empieza a angustiar al decir estas últimas palabras.

- Isabel, por favor ¿me puedes escuchar? – dice Matilde, aún nerviosa, mientras Isabel se da vuelta a mirarla con mucha rabia. – Escucha, yo sé que llevai tiempo con Emiliano, pero por favor escúchame. Él me besó a mí. Es él el jote que anda detrás de mí…

 

Mientras Matilde se sigue defendiendo, Isabel se acerca rápidamente y le da una cachetada a Matilde para callarla y luego empieza a agarrarla fuertemente del pelo y acercarla a la cara, mientras Matilde empieza a sufrir el dolor.

 

- Escucha, perra de mierda. Cuida tu boca antes de hablar así de mi Emiliano. Y ya te lo dije una vez y no te lo voy a volver a repetir: si te vuelvo a ver cerca de Emiliano, te mato, ¿me escuchaste? ¡Te mato! – dice bien amenazante Isabel mientras Matilde está al borde de las lágrimas por el dolor y el miedo.

 

Isabel-c8-2.png

 

De pronto, Teobaldo, el padre de Matilde se acerca viendo esta escena.

 

- ¡Suelta a mi hija inmediatamente! – grita un autoritario Teobaldo.

Isabel accede rápidamente y suelta a Matilde, quien entre lágrimas corre a abrazar a su padre.

 

- ¡Ayúdame, papá! ¡Esta mina está loca! – dice Matilde, llorando asustada y abrazando a su padre.

 

i94THam.png

 

- ¿Cómo se te ocurre amenazar así a mi hija, loca de patio? – pregunta un enojado Teobaldo, mientras abraza a su hija.

- ¡Su hija me quiere quitar al hombre de mi vida, señor! – dice una alterada Isabel.

- ¡No, papá! ¡Eso es mentira! – dice Matilde, aun llorando y abrazando a su padre.

- ¡Ándate de aquí si no quieres que llame a carabineros! – grita Teobaldo amenazante.

 

Teobaldo-c10-1.png

 

Isabel sólo mira con odio a ambos y se da vuelta para dirigirse a la puerta, pero vuelve a voltearse para hablarle a Matilde, quien aún está abrazada a su padre.

 

- Ya lo sabes. ¡Ni un solo centímetro cerca de Emiliano! ¿Me escuchaste? – dice Isabel, amenazante.

- ¡Sal de aquí! – grita Teobaldo, enojado y apuntando hacia la puerta.

 

Isabel se va de la casa. Matilde, asustada sigue llorando y abrazando a su padre, mientras él la consuela y trata de calmarla.

 

12. INT. CASA DOMÍNGUEZ – DORMITORIO SOFÍA – DÍA.

 

Rafael espera alguna respuesta de Sofía.

 

- Rafael – dice Sofía. – ¿Desde cuando estabas escuchando?

- Solo la última parte – responde Rafael. – Dijiste que provocaste un accidente y que mataste a una tal Antonia y a Fernando.

 

Sofía se pone muy nerviosa al saber que Rafael escuchó todo.

 

- Ya pues, Sofía. Dime qué accidente provocaste – dice Rafael. – ¿Y de verdad mataste a esas personas?

- Rafael, mi amor, escuchaste mal – dice Sofía, cínica.

- No, yo escuché claramente que tú provocaste – dice Rafael.

Sofía se queda muda, sin saber qué responderle a Rafael.

 

- Ya pues, Sofía, dime – dice Rafael. – Hablaste de una “familia de mierda” – Rafael de pronto se queda mudo como pensando o recordando algo – ¿No me irás a decir que provocaste ese accidente en el que yo estuve?

 
Sofía no sabe qué decir, sólo finge un llanto desesperado y corre a abrazar a Rafael.

 

Sofiac6.png

 

- Sofía, ¿qué pasa? – pregunta extrañado Rafael.

- Mi amor, perdóname. Te juro que lo hice por tu bien, yo sólo quería recuperarte – dice Sofía, fingiendo un llanto desesperado.

- Pero ¿te das cuenta de que pudiste haberme matado? – dice Rafael, separándose de Sofía.

- Lo sé, pero no podía dejar que te alejaran de mi lado, ni mucho menos sabiendo que me querían estafar – dice Sofía, aún fingiendo sus lágrimas de cocodrilo.

- Pero si sabías que me iban a estafar, ¿por qué no me sacaste de esa casa? – pregunta extrañado Rafael.

- Porque… esa gente es peligrosa. Si me aparecía por ahí, ellos eran capaces de matarme – dice Sofía, secándose sus falsas lágrimas.

- Bueno, pero pudiste haberlos denunciado – pregunta Rafael. – Oye, pero respóndeme, ¿de verdad mataste a Antonia y Fernando?

- No… bueno sí, pero… fue en defensa propia, estaban coludidos con tu familia para estafarnos.

- ¿Qué? Pero, ¿cómo pudiste? – pregunta Rafael. – ¿Cómo llegaste a matar a una persona para culpar a Beatriz?

- Ella nunca se va a ir a la cárcel por tratar de estafarme porque no hay pruebas concretas, pero… tiene que pagar de alguna forma.

- Pero, ¿por qué precisamente así, por qué llegaste a matar?

- ¿Sabes qué, Rafael? Ya basta, eso no importa ahora. Lo único que importa es que te tengo aquí conmigo y que nada ni nadie nos va a volver a separar, ¿de acuerdo? – dice Sofía, mientras le acaricia el rostro a Rafael.

 

Rafael no emite respuesta alguna, sólo parece mostrar algo de lástima. Sofía sólo lo abraza y él responde al abrazo, mientras ella emite una mirada de maldad.

 

4ZyQR5g.png

 

13. INT. COMISARÍA – INTERROGATORIO – TARDE.

 

Beatriz se encuentra en la mesa del interrogatorio. Entra el comisario junto a otro detective para volver a interrogar a Beatriz.

 

- Muy bien, señora Correa – dice el comisario. – Como le dije ayer, la señora Sofía Domínguez encontró al señor Inostroza al interior de su departamento, en su cama, sin nada más que ropa interior. Muerto, al parecer estrangulado.

 

Beatriz no dice nada, solo está con la mirada baja, irradiando rabia por la falsa acusación que hizo Sofía en su contra.

 

- Según el Instituto Médico Legal, se encontró alcohol en su cuerpo – continúa el comisario. O sea, podemos deducir que él se embriagó y después intimó con usted, pero en ese momento, usted lo mató estrangulándolo.

- Yo no intimé con ese hombre, ni siquiera lo conocía – dice Beatriz.

- No proteste, por favor. Fue vista por dos testigos, la señora Domínguez y el joven Rafael Garrido, que si bien entiendo, es hijo de usted.

- Es mi hijo, sí, pero ella lo está manipulando, se está aprovechando de que él perdió la memoria por el accidente que ella… – grita Beatriz.

 

El comisario golpea la mesa con ambas manos para hacer callar a Beatriz.

 

- No se haga la difícil, señora – dice el comisario, enojado, pero luego se calma. –  Mire, yo sé que usted está pasando por un momento muy difícil, que acaba de perder a su marido y sufrió un accidente, y eso la pudo haber dejado muy mal psicológicamente. Pero, de todas maneras, la van a condenar.

 

Beatriz queda consternada, ya que el comisario no le quiere creer que ella no mató a Fernando.

 

- Mire, no soy abogado – continúa el comisario –, pero como está pasando por un momento difícil, le aconsejo lo siguiente: si usted dice la verdad y alega legítima defensa, que ese hombre trató de abusar de usted y lo mató para defenderse, puede que le rebajen la pena por colaborar. Así que reconozca su crimen. Hay pruebas que la inculpan, encontraron su aro. Bien puede que el señor se lo haya quitado cuando usted lo estaba matando.

- ¿Cuántas veces le tengo que decir que yo no maté a ese hombre? – alegra Beatriz – Tampoco me metí con él, si ni siquiera lo conocía. ¿Cómo no se da cuenta que Sofia Domínguez me tendió una trampa?

 

El comisario vuelve a golpear la mesa, asustando a Beatriz.

 

- Escuche, señora – dice el comisario. – No discuta con la justicia. Usted es culpable, a menos que se pruebe lo contrario. Así que por favor colabore y admita su crimen. Hable ahora o calle para siempre.

 

Beatriz solo se queda callada. El comisario, cansado de esperar, le pide al detective que se la lleve de nuevo a la celda.

 

Beatriz-c15.png

 

1 SEMANA DESPUÉS

 

14. INT. COMISARÍA – CELDAS – DÍA.

 

Lorenzo y Gonzalo se van acercando a la celda de Beatriz mientras ambos van conversando.

 

- No puedo creer que hayamos esperado una semana más para esto – dice Lorenzo.

- Bueno, estuvieron investigando y no hallaron pruebas que demuestren la inocencia de tu mamá – dice Gonzalo.

- Pero ella es inocente y me siento tan mal por no haber encontrado esas pruebas – dice Lorenzo. – Esa mujer que odia tanto a mi mamá es tan peligrosa, que no me extrañaría que haya matado a ese hombre para echarle la culpa a mi mamá. Incluso, casi le hace firmar un papel para asumir la culpa.

- Lorenzo, cálmate. Hoy es el día del juicio de tu mamá. Van a tomar las declaraciones y a ver si ella es inocente o culpable.

 

Ambos ya se acercan a la celda cuando una guardia la abre totalmente. Beatriz corre a abrazar a su hijo.

 

- Lorenzo. Mi amor – dice Beatriz, llorando. – Ayúdame, por favor.

- Ya, mamá, tranquila – dice Lorenzo, consolándola.

- Señora, por favor, coopere – dice el guardia, quien se dispone a esposarle ambas manos a Beatriz.

 

Beatriz, resignada, se deja esposar.

 

- Mamá, perdóname por no haber encontrado nada – dice Lorenzo.

- No te preocupes, mi amor – dice Beatriz, secándose las lágrimas con sus manos esposadas. – Estoy segura de que pronto saldrá algo bueno.

- Jóvenes, por favor – dice el guardia cortante. – Diríjanse por su cuenta al tribunal. Podrán hablar con la señora Correa después del juicio.

 

Lorenzo ve tristemente cómo su madre se aleja con la guardia, mientras Gonzalo lo rodea con un brazo.

 

15. EXT. TRIBUNAL DE JUSTICIA – DÍA.

 

Sofía y Rafael se bajan del automóvil y se dirigen al tribunal.

 

- Por fin llegó el día – dice Sofía. – Por fin veremos a tu mamá tras las rejas de una cárcel en la penitenciaría.

- Aunque no por las razones que quiero que esté presa – dice Rafael.

- Si yo sé que ella no mató a nadie, pero no hay todavía nada que pruebe su inocencia – dice Sofía. – Pero como te dije, por algo la tienen que encarcelar y, de esa forma, va a pagar por habernos hecho daño.

 

Sofía y Rafael entran al tribunal, mientras en un automóvil se acercan Lorenzo y Gonzalo, quienes ya se bajan del auto.

 

- Malditos – dice Lorenzo, quien ve entrar a Sofía y Rafael.

- No hables así de tu hermano – dice Gonzalo.

- ¿Y de qué forma quieres que hable de él? Él ya no me quiere escuchar.

- Lorenzo, él no tiene la culpa. Ella lo está manipulando.

- Es que ya no sé qué hacer para convencerlo.

- Bueno, pero no es para que te rindai todavía – dice Gonzalo, quien le pone llave a su auto, activando la alarma.

 

Ambos entran al tribunal de justicia.

 

16. INT. CASA SANHUEZA – PASILLO – DÍA.

 

Teobaldo se encuentra con una bandeja de desayuno que se dispone a llevarle a Matilde, quien sigue durmiendo, cuando el timbre suena. Teobaldo deja encima de una mesita la bandeja y se dispone a abrir. Y se sorprende al ver de quién se trata.

 

- ¿Tú? ¿Qué haces aquí? – dice Teobaldo asombrado.

 

Teobaldo sigue asombrado al ver a la persona que está tras la puerta.

 

17. INT. CASA SANHUEZA – DORMITORIO MATILDE – DÍA.
 

Matilde se encuentra durmiendo y de pronto se despierta cuando oye la voz de su papá acercándose a la pieza y diciéndole a otra persona “Espera ahí, voy a ver si se despertó”. Matilde rápidamente se levanta cuando su padre se acerca y abre la puerta.

 

- Mi amor, qué bueno que estás despierta – dice Teobaldo. – Adivina quién llegó.

- No, papá, si es esa loca de la Isabel dile al tiro que estoy durmiendo todavía – dice Matilde, sin ánimos.

- No, mi amor, es alguien mucho mejor – dice Teobaldo con una sonrisa.

- ¿Gonzalo? – dice Matilde, esperanzada y con una sonrisa.

- No, mucho, mucho mejor y una persona mucho más cercana.

- Ya, papá, ¿por qué tanto misterio? Ya pues, dime quién es – dice Matilde, ansiosa.

- No puedo. Es una sorpresa. Acompáñame – dice Teobaldo, tomándola de la mano para llevarla al living.

 

Matilde sigue extrañada e intrigada por saber de qué sorpresa está hablando su padre.

 

18. INT. CASA SANHUEZA – LIVING/COMEDOR – DÍA.

 

Teobaldo y Matilde se acercan rápidamente al living y grande es la sorpresa de Matilde al ver a la persona que está sentada en el sofá.
 

- ¡Matilde, mi amor! – dice una mujer sonriente.

- ¿Mamá? – dice Matilde, sorprendida.

 

Belinda-c8-1.png

 

Efectivamente, se trata de la madre de Matilde, Belinda Gallardo (Paola Volpato), 45 años, quien ya salió del centro de rehabilitación

por su alcoholismo. Belinda sólo sigue sonriendo ante su hija, mientras Matilde sólo la mira con sorpresa.

 

19. EXT. EDIFICIO – DÍA.
 

Isabel llega a la puerta del edificio del departamento en que vive Emiliano junto a su hermano cuando desde afuera ve cómo el sale del ascensor. Isabel sólo emite una sonrisa y Emiliano se sorprende al verla. Sale rápidamente del edificio.

 

- Emiliano, mi amor – dice Isabel y corre a abrazar a su novio.

- ¡Isabel! ¿Qué hacís acá? Justo te quería llamar para que nos juntáramos – dice Emiliano, respondiendo al abrazo de su novia y luego se separan.

- Pucha, es que hace 1 semana que no nos vemos. Desde esa noche del carrete, pero de verdad te quiero decir que decidí perdonarte por lo que hiciste – dice Isabel, contenta.

- Isabel, pucha, es que yo… – empieza a decir Emiliano, preocupado.

- No, no digai nada. Sé que no fue tu intención porque estabas enfermo de curado, pero cuando salgamos juntos vas a ver lo bien que nos vamos a reconciliar.

- No, Isabel, escúchame – dice Emiliano, calmando a Isabel.

- ¿Qué pasa? ¿Por qué me hablas así? ¡Ah, ya sé! No querís salir conmigo a los lugares de siempre y…

- ¡No, escúchame! – interrumpe Emiliano. – Lo nuestro no puede seguir.

- ¿Qué? – dice asombrada Isabel.

- Lo que escuchaste, Isabel. Se acabó, hemos terminado – dice Emiliano.

 

Isabelc6.png

 
Isabel se queda aún más sorprendida por las palabras de Emiliano, mientras al interior del edificio, Sebastián sale del ascensor y divisa esta escena a una distancia razonable.

 

20. INT. TRIBUNAL DE JUSTICIA – SALA DE JUSTICIA – DÍA.
 

Beatriz entra acompañada de un guardia y se pone a un lado de las mesas de adelante en la parte acusada. A su lado se sienta su abogado defensor, mientras que, al otro lado, en la parte acusatoria, se sienta Sofía junto al abogado fiscal. Beatriz mira atentamente a Sofía con odio, mientras que Sofía la mira con una sonrisa malévola. En la mesa del tribunal se hace presente la jueza, quien ya se sienta.

 

- ¡Silencio! – dice la jueza por micrófono. – Entra en sesión el juicio en contra de la señora Beatriz Magdalena Correa Alegría, acusada del delito de homicidio del señor Fernando Miguel Ángel Inostroza Saravia.

 

Beatriz-c8.png

 

Beatriz escucha afligida a la jueza. Mientras, a unos asientos más atrás, está sentado Lorenzo, mirando afligido cómo la jueza declara todo esto. A su lado, se encuentra Gonzalo quien trata de consolarlo. Sin embargo, voltea la mirada al otro lado de la sala, con una mirada de odio hacia Rafael, quien responde con lo mismo.

 

 

nJjeV7W.png PFUIZyS.jpg?1

 

CONTINUARÁ...

 


Editado por Aníbal!, 20 mayo 2018 - 19:10 hrs..



#2
Chrisfe

Chrisfe

    Vida? Me suena esa palabra...

  • Moderador
  • 38.542 Mensajes
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:Osorno, haciendo clases: En el Colegio, en el Preu... donde sea

Sofía es muy zorra. Promete liberar a Beatriz, pero a cambio de que se eche la culpa del crimen contra Fernando. Al final, la otra quedará peor. :atroz:

 

Me encanta el recurso del chantajista que amenaza encubiertamente al villano, como le sucede, en este caso a Sofía :soba: Ojalá Rafael empiece a pegarse la escurrida con respecto a ésta.

 

Estuvo bueno el catfight entre Isabel y Matilde y lo :negraquedaste: que quedó esta última. Ah y por lo visto, du madre Belinda, debe ser tátara tátara nieta de Ángela Bulnes :xD:

 

Emiliano termina con Isabel :jul: Quizás qué irá a hacer ésta.

 

Al fin al día :D: A esperar el 9. :cahuin






0 usuarios están leyendo este tema

0 miembros, 0 invitados, 0 usuarios anónimos