Saltar al contenido

Cambiar

Foto

«Ecos del Desierto» Dramaturgo Guillermo Calderón llega a la TV con la emotiva miniserie de CHV


  • Please log in to reply
1 respuestas en este tema

#1
Vincent

Vincent

    Forista de Diamante

  • Moderador Primaveral
  • 99.443 Mensajes
  • Sexo:Hombre

2ro2fs8.png

 

 

Guillermo Calderón llega a la TV con la emotiva serie "Ecos del Desierto"

La película posteriormente convertida en miniserie, “Violeta se fue a los cielos”, marcó el encuentro entre dos grandes talentos: el cineasta Andrés Wood y Guillermo Calderón (“Neva”, “Diciembre”), el aclamado dramaturgo y director de teatro chileno, quien ofició de coguionista.


Nacía una próspera colaboración que ahora se extiende a la televisión. Se trata de “Ecos del desierto” , serie de cuatro capítulos que Chilevisión estrenará a la luz de los 40 años del golpe, la primera semana de septiembre. En octubre llegará a las pantallas de TNT.

Inspirada en la vida de la abogada de derechos humanos, Carmen Hertz , la producción se estructura en dos partes. Primero, aborda su juventud durante los 70, abarcando el horror que generó el paso de la Caravana de la Muerte. De ahí salta en el tiempo, 25 años más tarde, para concentrarse en sus trabajos como abogada. María Gracia Omegna (28) y Aline Kuppenheim (44) se encargan de interpretar a Hertz en estas distintas etapas.

“Vengo del mundo del teatro pero la experiencia ha sido muy buena porque Andrés es un artista completo, un creador bien original y riguroso que me enseñó paso a paso lo que es el cine”, cuenta Calderón al teléfono desde Nueva York.

Juntos trabajaron en el proceso de investigación, revisando expedientes y conversando con personajes claves. “Fue un trabajo muy bonito y creativo, pero también muy doloroso. Fue bueno acompañarse en ese sentido, porque hacerlo solo hubiese sido muy pesado emocionalmente”.

—¿Por qué decidieron centrar la historia en Carmen Hertz?
—Como mucha gente, yo conocía toda esta historia gracias al libro “Los zarpazos del puma”, de Patricia Verdugo. Pero cuando nos metimos a investigar fuimos directo al expediente del caso. Hablamos con Carmen Hertz, ya que su marido es víctima de la Caravana de la Muerte cuando pasó por Calama. Ella nos contó su experiencia. Y nos dimos cuenta de que era interesante que la historia pasara por ella como personaje. La tomamos como eje, pero también ficcionamos.

 

“Va a ser importante para el diálogo del país”

Calderón cuenta que durante la investigación se asombró con algunas aristas del caso. “Es interesante cómo Arellano es una de las personas que articula el golpe, después junta a este equipo para formar la Caravana y después se transforman en los grandes ejecutores de la Dina. Es interesante ver cuál es la geneaología de esta gente. Lo otro que es sorprendente es su modus operandi y también cómo el Ejército se vio involucrado en esto. Está en una situación muy comprometida porque ellos son los que de alguna forma permiten que esto ocurra”.

—¿Qué impacto crees que puede tener la serie a 40 años del golpe?
—Me sorprende cómo esta historia todavía sigue comprometiendo lo que está pasando en el día a día de nuestra vida nacional. Además, todos estos casos están pendientes. Son casos no resueltos, son heridas abiertas. Entonces, cuando las instituciones fallan o no son capaces de hacerse cargo de la tragedia de la historia del país, aparece la cultura, en este caso una serie de TV que es capaz de completar una historia. La idea es generar una conciencia nacional y llegar a nuevos consensos que consisten en que este tipo de cosas y comportamientos son, no sólo intolerables, sino que también injustificables. Eso no está maduro en el país, por lo que una serie como ésta puede ser un aporte en ese sentido.

—¿Crees que en la TV se potencian o debilitan estos mensajes?
—Es un asunto interesante. Creo que la TV potencia el mensaje crítico porque es una experiencia masiva y llega a mucho más público. Una vez conté en una entrevista que a una función de “Neva” llegaron algunos ministros de la dictadura y lo dije como una especie de queja. Es que a veces, cuando uno hace una obra, se transforma en un objeto cultural que pierde el mensaje político que tiene. Ahora es distinto porque la televisión es un medio masivo. El mensaje se potencia, especialmente en el contexto en que estamos: unas elecciones en que, lo queramos o no, se revisita el problema de la dictadura porque hay dos candidatas, Matthei y Bachelet, que están enfrentadas no sólo a partir de sí mismas sino que a partir de sus historias. Además de todo lo que está pasando con Cheyre. Es un contexto muy propicio para que esto se potencie. La televisión también tiene la cualidad de que está metida en el dormitorio, donde uno conversa libremente y sin censura. Uno conversa con la familia y se desahoga.

Calderón cuenta que cuando se plantearon la serie lo hicieron “pensando en la gente joven”. “No es lo mismo leer esta historia o escucharla de los padres que verla dramatizada. Y está hecha con una calidad de producción que es súper interesante. Puede producir una experiencia de información racional, pero también emocional...y muy fuerte. Creemos que va a ser importante para el diálogo del país”.

 

“El color, psicológicamente, cambia toda la experiencia”

Calderón está presente en las tablas con tres de sus obras fundamentales en el Teatro de la Palabra. Por estos días presentan “Clase” ; el 11 de septiembre hará una única función de “Escuela” y a fin de mes llega con “Villa + discurso” .

El realizador cuenta que su salto al audiovisual lo ha conectado también con archivos y videos que dan cuenta del pasado. “Me ha impactado mucho ver imágenes”, confiesa. “Todos tenemos la imagen más repetida que es el bombardeo a La Moneda, que es en blanco y negro. He visto mucha imagen a color que, psicológicamente, cambia toda la experiencia. Ya no es un documento histórico sino que una experiencia real y concreta. Eso me ha impactado mucho. El esfuerzo de rescatar imágenes que ha hecho el canal ha sido muy bueno. A «Chile: Las imágenes prohibidas» le ha ido muy bien porque existe una curiosidad enorme por estas imágenes de verdad, con los colores reales”.

“Ecos del desierto” también emplea imágenes de archivo para contextualizar el relato. “Creo que la dramatización de los hechos va un paso más allá. Poner personajes en ese contexto, reproduciendo las calles, los autos, la ropa... todos esos detalles impactan de una manera especial. Creo que esta serie va a ser un buen complemento de lo que está haciendo el canal al recuperar esos archivos”.

 

 

:lasegunda:




#2
VonCroy

VonCroy

    Fotech me absorbe!!

  • Usuari@ en Primavera
  • 3.443 Mensajes
  • Sexo:Hombre

:riqueza: :pordios: Qué bacán que piensen en que esta serie esté dirigida a un público juvenil, tanta falta que hace un grado de cultura. Aunque también está el grado de dedicación y prestancia a aprender, cosa que no muchos jóvenes están dispuestos a hacer. Pero creo que a esas personas que no les interesa mucho aprender leyendo, aprenderán viendo esta serie con un buen director. ¡CHV se ganó el loto con la transmisión de esta serie! :karina:






0 usuarios están leyendo este tema

0 miembros, 0 invitados, 0 usuarios anónimos