Saltar al contenido

Cambiar

Foto

«Oficial» Paz Bascuñán: Volverá a interpretar a Cristina Moreno en la tercera parte de "Soltera Otra Vez" de Canal 13


  • Please log in to reply
44 respuestas a este tema

#21
Dinara

Dinara
  • Sexo:Mujer
lasegunda.png

Nace "Leonor" , la hija de Paz Bascuñán

La actriz fue madre junto al español Miguel Asensio.

Chochos se vieron la mañana de este miércoles en la clínica el ex Presidente Patricio Aylwin y su esposa, Leonor Oyarzún. La familia en pleno estaba reunida para conocer a Leonor, nombre que le pusieron a la guagua que anoche dio a luz la actriz Paz Bascuñán, nieta del ex Mandatario, e hija de la ex ministra de Educación, Mariana Aylwin (quien con éste, ya suma cinco nietos).

La actriz volverá a las pantallas de Canal 13 como la protagonista de "Soltera otra vez", la nueva apuesta nocturna a cargo de Herval Abreu.

Teo, el primer hijo de la actriz, nació en 2009, un año después de haberse casado con Miguel Asensio, productor español al que conoció en el rodaje de "Santos".



#22
Loudkilla

Loudkilla
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:Viña
  • Intereses:E
    L

    P
    I
    C
    O
nacio bien que bueno tie.gif


#23
Osval

Osval
  • Sexo:Hombre



Paz en Soltera otra vez
















#24
Osval

Osval
  • Sexo:Hombre



Ya vi los dos primeros capítulos :moolah:



 



#25
Dinara

Dinara
  • Sexo:Mujer


Radiografía a las nuevas solteras

Dicen que las solteras ya no están desesperadas, sino que empoderadas y exigentes. Tanto, que se han vuelto un poco masculinas y no le dejan espacio a un hombre al lado. Que el tema central de la soltería son los hijos y que "efectivamente sobran pasteles".

Por María Paz Cuevas. Fotografías: Sergio López. Producción: Carolina Piña. Maquillaje y pelo: Claudia Brunetti.



CONTENIDO OCULTO
Cumbre y simposio acerca de la soltería femenina. La misión: reflexionar en torno del fenómeno singleton y el mercado amoroso de hoy. El motivo: el éxito en sintonía y el debate que ha generado la nueva teleserie nocturna de Canal 13, "Soltera otra vez". Las convocadas son cinco: Claudia Aldana, periodista, escritora y autora de la columna singleton 31 de esta revista; la periodista y bloguera Bernardita Ruffinelli; las dos guionistas mujeres de la serie, Bárbara Zemelman y Daniela Lillo, y la protagonista de este nuevo fenómeno, la actriz Paz Bascuñán. Todas con una vasta experiencia en soltería, no sólo por asuntos laborales, sino también por vivencia personal. Quién no ha estado soltera alguna vez en la vida.

Claudia Aldana dice que es una soltera rehabilitada: ahora está casada y tiene dos hijas. Pero antes, dice, fue muy buena para pololear, salir y andar. Todo coincidió a los 26 años cuando se fue a vivir sola y empezó a escribir la columna 31. "Era una adicta a los hombres. Eran como los chocolates: se me acababa uno y quería otro al tiro, no podía estar sola. Hasta que a los 31 años terminé con un pololo y me encontré con una botella de vodka en la mano, el perro en brazos y sin nada más. Era la maldición de Consuelo Aldunate, pensé. Pero seis meses después conocí a mi marido". Claudia inicia el debate: cómo son las Bridget Jones actuales comparadas con la Bridget Jones original, ésa que soltera, caía en desesperación, kilos de más, alcohol y el hoyo negro del bullying social.

"Las solteras de ahora son mucho más choras. Bridget Jones lo pasaba mal, lo único que quería en la vida era tener un pololo. Ahora las solteras gastan plata para ir al extranjero, pero ojalá que tengan un romance afuera. Sí siento que tienen una cosa más relacionada al goce que a la desesperación. Y algunas están un poco confundidas, como "Joven y Alocada", preguntándose, ¿qué hago ahora? Las solteras de veintitantos están pasándola bien. Las más grandes, creo que están más empoderadas, pero cansadas de que les muestren las fotos de los hijos de otras en todas partes. Porque sigue siendo un problema estar soltera: Nadie te besuquea en las mañanas y además siempre la gente te está pasando lista: si estás con alguien, si tienes hijos".

La guionista Bárbara Zemelman (31), sin hijos, pololeando después de dos años de soltería, asiente: "Cuando yo estuve soltera, era una soltería que no quería. Me patearon. Me fui en un espiral sin fondo a la depresión misma. Había una intervención constante de mi familia y de mis amigas diciéndome: todo va a estar bien, te vamos a sacar adelante. Mis amigas hasta me bañaron. Después del año, empecé a salir. Iba a discotecas con amigas, me ponía mi mejor pinta, mi mejor vestido. Y la programación neurolingüística de Disney que te dice que en el baile vas a encontrar a tu príncipe, no pasa. Los tipos están en la barra, tomando un trago y no se te acercan. También fui a matrimonios sola. Y eso de que es taquilla ir sola, es mentira. No por los hombres, a ellos les da lo mismo, sólo miran si estás rica o no. Pero las mujeres nos fregamos entre nosotras, nos miramos y preguntamos: ¿Y vino sola? ¿La dejaron? Pobrecita".

La bloguera Bernardita Ruffinelli (33), una hija de 11 años y soltera cree que ahora hay más licencia para estar soltera y que las mujeres que están sin pareja no andan desesperadas por encontrar novio. Sí, cree que los hombres piensan eso. Dice: "Ellos tienen en la cabeza a una mujer que intenta hacerlos caer para que se casen sin que ellos se den cuenta. Pero no es así. Desde que estoy soltera lo he pasado súper bien. No tengo esa cosa culposa. Soy rock and roll y tengo sexo, conozco gente. Ahora decidí que quiero tener un pololo y estoy en proceso de casting abierto. Y he descubierto con eso que cuando les digo a ellos que estoy buscando un pololo, que no salen arrancando por el campo de margaritas como pensaba, sino que les gusta la honestidad".

La dramaturga Daniela Lillo (45), separada, una hija y vuelta a emparejar, cree que las mujeres que hasta hace poco éramos consideradas un mueble más de la casa, hoy estamos muy bravas y eso nos juega en contra a la hora de ser abordadas. "Veo que las solteras de treinta y tantos tienen una soberbia enorme de creer que se las saben todas. Y con eso, les hemos quitado algo básico a los hombres que es la conquista. El hombre necesita conquistar. Pero si la mujer está en una barra y se le acerca y le dice: "Oye, ¿vámonos juntos?", claramente les da miedo. Las mujeres damos miedo".

Bárbara también cree que las solteras de ahora tienen todo tan resuelto que los hombres no saben por dónde entrar. "La parada de las solteras ahora es: me mantengo sola, tengo mi vida, hago danza, me junto con amigas. Y ahí no cabe un hombre. Estas solteras tan autosuficientes no generan un lugar para el otro". Daniela agrega: "Y si esa mujer quiere encontrar una pareja, tiene que hacerse un poco más la conquistable". "La vulnerable", añade Claudia.

"¡Es que eso no va a durar siempre!", responde Bernardita. Yo me convertí en un hombre, siempre he sido bien masculina y creo que eso es re malo. Para ningún hombre es rico estar con un hombre. Antes, en mi profunda soberbia, decía: conozco a puros tarados. Pero después dije, bueno, veamos qué parte de mí no hace que esto resulte y entendí que era un machito castrante. Entonces establecí un plan de acción: me compré vestidos, me metí a clases de pole dance y danza árabe para andar de mina por la vida. Pero sí creo que en algún momento una muestra la hilacha. Por eso, yo lo hago al revés: boicoteo todas las primeras citas. No me controlo el garabato, voy de buzo y, así, cuelo al tiro al tipo que después se te va a espantar igual".

La actriz Paz Bascuñán, casada, dos hijos y con máximo cinco meses sin pareja en su vida de soltera, cree que ahora también hay más solteras porque las mujeres estamos más exigentes en la búsqueda de la felicidad. "Las mujeres buscamos la realización personal, tiene que ver mucho con el trabajo y la libertad. Pero la soltería se transforma en un problema cuando no has tenido hijos y quieres tenerlos. Las que tienen hijos o no los quieren, tienen todo resuelto. Las otras, buscan. Y sí creo que hay un poco de eso de que estamos más exquisitas en la búsqueda".

Claudia complementa:
"Una siempre está pensando en lo que quiere. Yo siempre pensaba: me gustan rubios, que sean divertidos, que paguen la mitad. Pero de repente llegó mi marido que es moreno y súper pavo. A la tercera salida le tuve que preguntar si yo le gustaba. Era todo lo contrario a lo que yo pensaba que quería. Ahora pienso que para encontrar pareja hay que dejarse sorprender. Que el mundo te sorprenda y tienes que tener la voluntad de cambiar por otro. Yo antes era así: "Bueno, no te gusta, yo soy así pos". Pero para estar en pareja, no se puede andar así".

El mercado

Paz Bascuñán no sabe si ella es poco exigente o qué, pero encuentra que hay varios bombones disponibles. Dice que conoce varios hombres encantadores y buenos solteros. Claudia también, pero siente que los reconoce porque ya encontró pareja, antes no le parecía igual el panorama. Bárbara piensa que muchas se topan con tantos pasteles porque buscan en los lugares equivocados. Pero todas, unánimemente, tienen la convicción de que hay harto pastel suelto. Que sí, sobran pasteles, aunque no necesariamente escasean los bombones. Especímenes que identifican como pasteles: celópatas; tipos con el síndrome de Peter Pan que se niegan a crecer, los que sólo salen entre hombres (miembro honorario del Club de Toby); tecnócratas que andan todo el día pegados a su celular, notebook y al trabajo; los que son más minas que una mina y el Gordo Pitillo. Claudia lo describe así: "Es un tipo de cuarenta y tantos, que no cacha que tiene cuarenta y tantos, se porta como de veintitantos, toma bebida energética, usa zapatillas de colores y anda con ropa más apretada que una". Bárbara agrega: "También está aquel tipo a quien le debieron haber prohibido leer a Bukowski: el depresivo, borracho, que te dice: Aléjate de mí porque les hago mal a las mujeres y anda pasado a pucho". Paz añade: "También está el dañado. Por eso, yo siempre les aconsejo a mis amigas que cuando salgan con alguien, lo primero que le pregunten es: ¿Y cómo te llevas con tu mamá? Si te dice mal, chao. Ese hombre está mal. Dañado. No hay posibilidad de segunda cita".

Claudia cree, eso sí, que no es que esté lleno de pasteles, sino que cada mujer tiene un imán para atraer a cierto tipo de hombres cacho. Ella, dice, tenía cierta inclinación por los que la trataban mal. "Porque tenía un problema de autoestima tremendo o porque creía que los iba a cambiar". Paz entra a la discusión: "Ay, sí. Todas las chilenas tienen una enfermera adentro y a esa enfermera hay que erradicarla".

-Sí. Pero yo estoy convencida de que tanto hombres como mujeres creemos profundamente en el amor. Es tanto así que el nivel de expectativas que tienes puestas en una pareja son muchas. Y para los hombres es igual: la compañera, que te entiende, te contiene, gana sus lucas. Para nosotras también. Ser hombre hoy debe ser muy difícil. Es un rol en reconstrucción. Tienen que ser buenos padres, buenas parejas y buenos amantes -dice Daniela.

Aunque ninguna se atreve a calificar a los chilenos como pareja -es generalizar mucho, dicen- sí creen saber qué quieren los hombres. Paz explica: "Quieren mujeres más amorosas. Mujeres menos agresivas y masculinas". Claudia está de acuerdo. Cuenta que mientras escribía la columna 31, mientras más perdedora era su personaje, más la quería el público masculino. "A los hombres les encanta la beautiful looser. Cuando el personaje de Consuelo Aldunate era perna, me mandaban flores. Salían tipos de entre los matorrales del diario a buscarme. Salí con unos tipos que me decían: "Habla como Consuelo". Yo les decía: "No, no soy Guru Guru". Pero ellos estaban buscando a la mujer vulnerable". Bernardita argumenta: "Sí, quieren que seamos menos castrantes y los dejemos cumplir con su rol de machos. Pero también pasa que cuando no eres bruja, te piden el brujeo porque, si no, sienten que no los quieres".

Daniela dice que las mujeres tenemos que entender que los hombres piensan de manera distinta y aprender a respetar y reírnos de eso. "Tienen el cerebro dividido en distintas cajas, no como nosotras que tenemos todo mezclado por la emocionalidad: tu pareja se puede enojar con la madre que se olvidó de mandarle la colación al hijo al colegio, pero no está enojado con la amante. Entonces en la noche, quiere sexo y una no quiere nada. Cuando te dicen que no están pensando en nada, es verdad. Y eso es buenísimo".

Lecciones para solteras

¿Han aprendido algo acerca de la soltería las herederas de Bridget? Varias cosas. Bernardita dice que ella aprendió que no puede pasar la vida entera intentando cambiar al otro. Después de pelear años, por ejemplo, contra la tapa de WC abierta, dejó esa lucha cuando entendió que hay asuntos por los que no vale la pena pelear. Claudia dice que también hay que deshacerse de la teoría de la media naranja porque las solteras deben entender que no están a medias, sino completas. "Eso de buscar al tipo que te completa la frase es una ridiculez. Cuando dices: "Mi actor favorito es..." y el otro justo responde lo que querías oír y tú dices: ¡Oh, sí! Eso no existe. Es ridículo". Daniela cree que tampoco hay que ser tan tajante cuando se enumeran las cosas que buscan las mujeres en un hombre, porque a la hora de los quiubos, te puedes sorprender mucho. "Intelectualizas mucho qué es lo que quieres y de repente llega un tipo que es nada que ver y te da vuelta. Entonces no tiene ningún sentido", explica.

Paz cree que la clave para las solteras que quieren encontrar pareja está en dar un salto importante en el tipo de hombres que les atraen. "Cuando cambias el switch de que te deja de gustar el chico malo y te empieza a gustar el bueno, encuentras pareja. Hay una madurez en eso: cuando te deja de gustar el canalla y valoras al que está en el bando de los chicos buenos".

¿Se aprende a querer al bueno? A mí me aburren -pregunta Bernardita.

Son lo mejor que te puede pasar en la vida -responde Paz.

Pienso que las solteras que quieren encontrar pareja, deben sacarse la máscara de súper rudas. Hay que aprender a querer tus propias imperfecciones y no mostrarte tan completa, plena. Así, no entra nadie. Es algo intimidante -acota Bárbara.

Los hombres también deben entender eso, dice Claudia: que este arrojo de las solteras modernas es sólo una pose. Que tienen que "entrar a picar". Esperar hasta la quinta cita, donde conocerán a la mujer tal y como es. Pero Bernardita dice que tampoco se trata de modificar la forma de ser propia para gustarle a otro. Y tiene la convicción de que lo peor que puede hacer una soltera es conformarse con tal de estar acompañada. "Tengo muchas amigas que se agotaron de buscar y dijeron, bueno, con el que está, listo. Prefieren eso que seguir buscando o quedarse solas. Porque las mujeres podemos estar súper modernas y todo, pero el miedo de que se te va a pasar la micro, de que vas a ser la vieja de los chales y los gatos, todavía existe".

-Claro, si pertenecemos al reino animal y nos reproducimos. Hay gente que lo hace y otra que no, pero estamos para eso -responde Daniela.

-Lo que pasa es que somos más urgidas porque tenemos fecha de vencimiento. Una se boicotea sola: Ay, es que voy a cumplir más de 35 y no tengo hijos.. Entonces te emparejas con el que venga. Yo no sé si es posible relajarse con el tema de la fertilidad. No se puede. Siempre sabes que viene -dice Claudia.

-En lo que no hay que convertirse es en la amargada, criticona, la que odia al género masculino. Hay que huir de esa figura -agrega Paz.

-Y aprender a disfrutar también de la soltería. Mientras yo estuve sola, conocí a mis mejores amigas porque estaba metida en mil cosas, en danza árabe, danza polinésica. Hay que armarse de una tribu y pasarlo bien. Cuando estás sola, haces muchas cosas que después no alcanzas a hacer.

-Yo no uso mi plancha de pelo que amo desde que nacieron mis hijas. Le hago un gran favor a todo el mundo con bañarme -agrega Claudia.

Y Paz finaliza: "Las solteras pueden hacer eso: salir, viajar, pasarlo bien. Hace poco fuimos con mi marido a España, íbamos paseando con Teo en el coche y de repente vimos un grupo carreteando en la playa. Qué fuerte la añoranza. Sí, soy feliz, pensé, pero había una parte mía que quería estar ahí, jugando vóleibol en la playa.

También la soltería es rica. Y creo que las solteras de ahora, a diferencia de las de antes, tienen esa capacidad de poder sentirle ese buen gustito".

"La parada de las solteras ahora es: me mantengo sola, tengo mi vida, hago danza, me junto con amigas. Y ahí no cabe un hombre; son solteras autosuficientes", dice la guionista Bárbara Zemelman.

"Los hombres quieren mujeres más amorosas. Mujeres menos agresivas y masculinas", dice paz Bascuñán. Claudia Aldana está de acuerdo: "Les encantan las beautiful looser".

Agradecimiento: warehouse Parque arauco, local 216. umbrale: parque arauco, local 245.







#26
Dinara

Dinara
  • Sexo:Mujer


#27
Dinara

Dinara
  • Sexo:Mujer
terra.png

Miguel Asensio: El verdadero “Monito” de Paz Bascuñán




Hace cinco años la vida de Paz Bascuñán cambió rotundamente, en un restaurante de Avenida Italia una de sus amigas más cercanas, la guionista Coca Gómez (creadora de teleseries como "Machos" y "Mujeres de lujo"), le presentó al productor español Miguel Asensio Llamas. Mantuvieron una linda amistad y no a mucho andar comenzaron una relación amorosa.

Sus cercanos aseguran que son el uno para el otro, y así quedó demostrado al año siguiente cuando en una cena privada en el verano del año 2008, Miguel le pidió a Paz que se casara con él. Rápidamente comenzaron los trámites y el 28 de marzo de ese mismo año festejaron su vínculo civil en la comuna de La Reina.

Casi al mes después, el 26 de abril, Paz llegó a bordo de un carruaje al fundo Santa Paulina en Calera de Tango, acompañada de su padre Carlos, para dar el sí en la ceremonia religiosa oficiada por el sacerdote Felipe Berrios, la cual contó con 150 invitados donde figuraba un amplio abanico de personas del mundo de la política y las artes.

Miguel Asensio comenzó su carrera como productor cinematográfico en Galicia y Madrid el año 1995 y por cosas del destino empezó a trabajar en coproducciones entre España y Latinoamérica. Fue así como llegó a Chile donde ha trabajado en series de televisión como “Geografía del deseo”, que fue emitida por TVN el 2004, y en películas criollas como “Santos”, “Aftershock”, “Que pena tu vida”, “Que pena tu boda” y "Que pena tu familia", entre otras.

El 1 de agosto del 2009, la familia de Paz y Miguel se agrandó con la llegada de su primer hijo, Teo, el cual creció en un año laboral bien intenso para Paz: estaba grabando la teleserie de TVN “Los exitosos Pells” y las promociones de la película “Seis”, junto con presentar la obra de teatro “Othelo”. Ahí decidió dedicarse al cuidado de su hijo y el 2010 volvió a las pantallas con “Martín Rivas”, para más tarde cambiarse de canal y aparecer en “Soltera otra vez”, la hoy exitosa apuesta nocturna del 13.

Fue en las grabaciones de esta última cuando se dio cuenta que nuevamente estaba embarazada, de la pequeña Leonor, que nació en marzo de este año y a quien se ha dedicado a cuidar este 2012, evitando sumarse a nuevos proyectos laborales en la TV.






#28
Dinara

Dinara
  • Sexo:Mujer
Cosas

El Nika de Paz Bascuñán



Confesiones Por: Silvia Medina

A diferencia de su rol protagónico en Soltera otra vez, en su vida personal la actriz (casada con el productor Miguel Asensio, dos hijos) vive un gran momento. Y como está, por ahora, sin proyectos, sólo se dedica a regalonear con su familia.

Maquillaje… Base con tono “vengo llegando de un Caribe intenso”.

Dieta… Sin azúcar (¡qué bajón!), y que me prohíban el jamón serrano. ¡Jamás!

Soltera… Desesperada. Más vale sola que mal acompañada.

Enchulamiento… Boca. ¡Qué miedo! Soy anti botox, por el momento. En 10 años más pregúntenme lo mismo.

Hombre… Los narcisos y los ajenos. Amo al mío y sólo para mí.

Método de conquista… Anoche soñé contigo… (¡puaj!),y el chanta que habla y habla.

Mujer… Tarada bronceada aburrida y las ‘flexibles’ que miran al hombre ajeno.

Sexo… Touch and go, y el grupal, ¡ja, ja, ja! ¡Imagínate, qué horror!

Programa de TV… Cualquiera con pelota de por medio.

Político… Los del tipo Berlusconi. El inconsecuente oportunista.

Cita… En un mall y a ciegas.

Personaje de actualidad… Karadima y todo su entorno protector.

Libro… De instrucciones.

Deporte… Esquiar: paso frío y en el suelo.

Cantante… Casi todos; menos lo cebolla, porque me gusta.

Teatro… El que no se entiende.

Look… Ven y cómeme y el sobrecargado ochentero tipo fiesta de 15.

Hábito chilensis… “Mañana te llamo”, y la impuntualidad para empezar y terminar cualquier reunión.

Carrete… Antro subterráneo con fumadores.


#29
Dinara

Dinara
  • Sexo:Mujer
Paula




PAZ BASCUÑÁN EN DEFENSA DEL INSTINTO

Grabó Soltera otra vez, -la nocturna que la rompió en el rating y termina por estos días- totalmente embarazada. Capeó las grabaciones acostándose en la cama de Cristina, su personaje. Cuando llegó la hora de parir, quiso hacerlo de pie. Esta es la historia de Paz, luego de librar su propia guerra contra un sistema de salud que la empujaba a una cesárea innecesaria.

El segundo mes de las grabaciones de Soltera otra vez, Paz Bascuñán quedó embarazada. La vistieron con tenidas de corte amplio y no disimularon las tremendas pechugas que le provocaba su estado. Todo el equipo la cuidó. Como no podía subir ni bajar escaleras por indicación del doctor, le instalaron un camarín en el mismo set. Cuando todos salían a comer, ella se quedaba en la cama de su personaje, Cristina Moreno, comiendo un poquito de arroz para no vomitar.

Esta era la segunda vez que le pasaba. Con su primer hijo, Teo, grababa escenas en la teleserie Los Pells. Pero esta vez quería darlo todo y más: era la protagonista de la serie nocturna de Canal 13. Era Cristina Moreno, una treintañera que descubre al “Monito”, su novio, encamado con una estupenda rubia, más joven que ella. Desde ese combo en la dignidad, su personaje se dedica a probar diversos pasteles de la fauna masculina chilena: “el jovencito”, “el musculoso”, “el separado con hijos”, “el vecino aperrado”, “el viejo verde” sin encontrar a nadie más que a ella misma. La trama caló tan hondo en las mujeres chilenas, que el rating no ha bajado de los 26 puntos. Y Paz, desde su casa, apenas puede ver las escenas porque tiene que amamantar a su niña recién nacida.

Parir a Leonor, su segunda hija, ha sido la pelea más importante en la vida de Paz. Como pudo, escapó de la cesárea porque quería que naciera de la manera más natural posible. Para lograrlo, contrató a una comadrona, sacó garras y peleó con todos. Acá, la historia de la soltera más casada que ninguna con el productor español Miguel Asensio. Una recién parida que no tiene tiempo ni de verse a sí misma en la tele ni para salir a ventearse un rato.

Vuelve atrás: encienden la cámara, te enfocan. Y tú ¿cómo te sientes?
Mal. Me quería morir de malestar. Tenía tan poquita energía así que debía administrarla bien: andaba lento para no embarrar la historia.

Cuando contaste de tu embarazo ¿qué te dijo el equipo de la teleserie?
Estaba embarazadísima, pero dije:“voy a esperar un poco”. Típico resguardo que uno tiene. Traté de no contar, ¡pero soy pensamiento hablado! ¡Se me salió! Le dije primero al “pastel musculoso”, en una escena en la que estábamos escalando una roca con arnés. Arriba, colgando, le dije: “Yael, ¿sabís? que yo creo que estoy embarazada”. Entiéndeme que en la tarde ya sabía todo el mundo. Y cuando vi al director no me aguanté y ¡también le dije!

¿Se enojó?
Fue súper amoroso, pero en el fondo, dentro de él tiene que haberse preguntado “¿y ahora qué hacemos?”. ¡Qué cacho! Lo que pensaría cualquier persona que cuida lo que está haciendo. Pero traté de calmarlo: “No te preocupes, trabajé con Teo hasta el final y no va a ver ningún atado. Me siento súper bien!” Pero me sentía fatal.

¿Hiciste reposo?
Le dije a mi médico “en mi pega no puedo hacer reposo”. Había escenas en las que tenía que andar en bicicleta o me caía y se cambiaron.

Igual te mandaste el tremendo porrazo en un capítulo.
Truco. Lo mismo cuando el Monito casi me atropella: él frena antes de mandarme el auto encima.

¡Le dices Monito!
Quedó así: ¡pobre! Yo lo pasé muy bien a pesar de sentirme fatal. Fueron miles de complicaciones durante todo este embarazo. Me hice una cantidad de ecografías que me llega a dar cargo de conciencia. Cada vez que iba al doctor, me encontraba algo malo. Me programó cesárea y ¡yo no quería!

¿Por qué?
No quería sentirme como una vaca a la que llevan al matadero. Mi intuición era que yo no me tenía que hacer esa cesárea. Mi guagua estaba bien, había solamente que esperar. En este embarazo fui súper guerrera. Defendí mi instinto, mi conexión con mi guagua. Imagínate que nació a las 41 semanas. Y las guaguas nacen como máximo a las 40, si no te las sacan.

¿Por qué peleaste tanto por tenerla por parto normal?
En mi anterior parto, nunca me sentí protagonista. Fui un pajarito que estaba a merced de lo que me decía la matrona o el doctor. Iba de la manera que ellos dicen que es la ideal.

¿Acostada?
Así es, totalmente absurdo, no tiene que ver ni con la fuerza de gravedad ni con tus necesidades. Uno tiene que hacer una fuerza que es hacia abajo, pero si estás acostada, es muy difícil. Me sentí atrapada en un sistema que no está diseñado para la comodidad de la mamá y de la guagua. Está en nuestra genética saber parir. Si tú decides tener un hijo, tu cuerpo sabe cómo tenerlo.

¿Quién te ayudó a parir como querías?
Una doula maravillosa.

¿Qué es eso?
Una mujer que te acompaña afectivamente. Es como la escenógrafa de una obra de teatro. Se encarga de que el escenario, el vestuario y hasta la temperatura estén bien.

¿Por qué esa obsesión de que todo “esté bien”?
Quería que mi hija naciera como ella quisiera, como lo fuera pidiendo: que eligiera el día de su cumpleaños, y no que naciera el día que lo decide el doctor. Si estaba dentro mío aún era porque necesitaba estar ahí. Yo tenía mucho miedo y cuando logré sacármelo, ella salió.

¿De qué tenías miedo?
De lo que pudiera pasar, de las complicaciones. Después solté. Le dije a mi doctor “confía en mí y en mi guagua: dejémosla tranquila unos días más”. Y no quise volver a hacerme monitoreo: ¡no quería más! Confiaba en que mi guagua estaba bien.

Parir de pie

Querías un sistema alternativo y te estabas atendiendo en uno tradicional: eso es nadar contra la corriente.
Pero me fui encontrando con las personas precisas y ajustando todos los detalles para que mi parto fuera mío y de nadie más. Ahora hay una intención de los doctores de hacer partos más humanizados, resguardados por la medicina y los conocimientos de ellos, que son valiosísimos.

Entonces ¿fue de pie pero en una clínica?
Sí, fue en una clínica, pero llegué a último minuto. Si quieres tener un parto natural tienes que crear un ambiente para entrar en trance. Porque es verdad: parir duele. Pero si entras en un trance el dolor es soportable.

¿Cómo entras a ese estado?
De partida no en una clínica, donde te estén preguntando: “¿Del uno al 10 cuánto le duele?” Así, es imposible. Yo me quedé en la casa, en la tina caliente hasta el final. Llamé a la doula y ella fue a verme a la casa. Ahí nos fuimos juntas a la clínica.

¿Ya estabas con contracciones?
Estaba en las últimas, como que la Leonor podía nacer en el auto. Me fui un poco al chancho, pero no me arrepiento. Tenía que protegerme de este sistema que me iba a obstaculizar el camino que había elegido.

Fuiste en contra de todo. ¿Qué decía tu mamá?
Me dijo: “Es tu guagua y estás contactada con tu intuición. ¡Hazte caso!”.

¿Y tu marido?
Fue respetuoso y contenedor.

Con todo, finalmente ¿nació bien?
El nivel de vitalidad de las guaguas se mide de uno a 10. Ella nació con 10 ¡y con los ojos abiertos! Estuvo conmigo una hora en mi pecho y después la fueron a pesar. ¿Qué importa saber cuánto pesa a los 30 segundos que nació? Con mi otro hijo yo gritaba “¡devuélvamelo! ¡dame a mi hijo!”, parecía una loca.

Qué agotador.
Con mi primer hijo, tuve que ser una leona en el parto. Por eso ahora decidí pelear antes y funcionó: ninguna enfermera me hizo preguntas innecesarias, había una temperatura y luz adecuada, mucha calma.

¡Como una obra de teatro!
Este parto fue precioso. Fui protagonista total de un minuto que yo considero sagrado.

El abuelo y Paz

Noche. Domingo. Están a punto de dar en Canal 13 un nuevo capítulo de Soltera otra vez. Paz está en el dormitorio de su hijo de 3 años, poniéndole pañitos fríos para bajarle la fiebre. No deja que la vea en la TV porque nota que él se angustia. Lo mismo que cuando están jugando en la plaza y se le acercan a pedirle una foto. Cuando logra bajarle la fiebre y dormirlo, le da pecho a Leonor. En pantalla, su personaje besa al vecino. Madre e hija, descansan, rendidas. El rating sube, ellas duermen.

¿Por qué crees que las mujeres se identifican con este personaje tan pavo que es la Cristina?
Todas tenemos un poco de ella. Todas. Hasta la más cool en algún minuto ha sido un poco Cristina. ¿Quién no ha sufrido por amor? ¿Quién no ha pasado una vergüenza o se ha pegado un condoro amoroso? ¿Quién no ha estado en la búsqueda por una buena relación? ¿Quién no tiene algo de romántica, ingenua o torpe? A todas nos ha pasado lo que le pasa a la Cristina. Creo que eso engancha.

Igual uno la odia un poquito.
Es compleja. Lo mismo que el Monito: no es un “infiel desgraciado”.

¡Cómo que no!
Está confundido, se equivocó.

Te sale muy Cristina eso que dices.
Los seres humanos nos equivocamos, es así.

¿Cómo termina la historia? ¿Cristina se casa con el vecino? ¿Nicole se embaraza del Monito?
Soy una tumba. Ni siquiera le cuento a mi marido. Mis hermanas me llaman para preguntarme y yo ¡no suelto ni una! Pero qué aburrido saber el final. Una lata, les hago un favor con no contar.

Y tu abuelo, Patricio Aylwin, el ex presidente ¿qué te comenta?
Mi abuelo no la ve.

¿Nunca?
Nunca.

¿Ni con todo el éxito que estás teniendo?
Mis dos abuelos se duermen temprano. Esperar hasta esa hora se les hace difícil. No la ven, simplemente.

Qué fome.
Por un lado, es mejor, porque ellos tienen 93 años. Saben perfecto de qué se trata. Pero hay una escena en que la Cristina se besa con la Loreta. Cosas que para mis abuelos, me imagino, no será lo más bonito de ver.

Claro, son más conservadores.
¡Es que tienen 93 años! Vienen de otra época, donde las mujeres andaban con vestido largo y no se les podía ver el tobillo. ¿Me entendí?

Y de todos los pasteles ¿cuál te pareció más adorable?
El Denis, el joven: lo máximo. Exquisito, increíble. Yo le decía, en la cama: “Te mentí: Tengo 35, no 25. Soy una vieja”. Y él me respondía: “No te preocupí, da lo mismo. Yo tengo 18, no 24”. A mí con eso me daba un ataque de risa heavy.

¿Tuviste parejas más jóvenes?
Tuve por ahí un pololo que tenía como ocho años menos, pero duró poco. ¡Pero nunca 18 y 35!

Como Cristina, ¿saliste varias veces a buscar tu felicidad?
Hasta que conocí a alguien que me hace plenamente feliz.

Te regodeaste harto: pololeaste con Camiroaga, Benjamín Vicuña, los minos de Chile, y te casaste finalmente con un español a los 33. Esta serie eres tú, la hicieron inspirada en ti.
Nooo, no soy tan pava como la Cristina. Y él no es español, es asturiano: muy honesto, claro y seguro. Todo eso me encanta. Hay gente que toma la opción de no querer tener hijos y lo encuentro muy legítimo, pero en mi caso tenía súper claro, que en algún minuto de mi vida iba a querer tenerlos y eso no lo iba a transar por nada. Entonces, es bonito cuando encuentras a una persona con un proyecto que tenga que ver con el tuyo.

Es que no les puedes andar diciendo a los hombres, como la Cristina ‘Quiero que seas el papá de mis hijos’.
Exactamente. Pero si su proyecto es sin hijos y el tuyo con hijos: anda por tu camino, que yo iré por el mío. Déjalo ir.

Es una opción legítima que ellos no quieran tener hijos.
Sí, pero hay hombres atrapados en el miedo. ¿Y hacer uno de la enfermera, que le va a quitar el miedo para que se atrevan a ser papás? ¡Que aburrido! No. Para Miguel no era su prioridad en la vida tener hijos, pero no tenía miedo a tenerlos.

Las garras de Paz

Ahora que estás en tu casa ¿tienes tiempo de ver noticias?
¡No tengo tiempo ni de ver los mails!

¿Te alcanza el tiempo para hacer yoga o algo?
No hago yoga: un día me quebré un brazo en un ensayo de una obra. Son cosas estilo Cristina que me pasan a mí.

¿Y cómo te cuidas para estar tan flaquita?
Doy harta leche, hago Pilates, saco a mi guagua a pasear en coche y cuando mi hijo va al jardín lo voy a buscar caminando y vuelvo caminando. Esa es toda la aventura de mi vida.

¡Pobre!
El otro día fui a la inauguración del Sanfic, con un vestido tipo Sex and the city y me demoré como dos horas en arreglarme. Me bajé del taxi, me saqué una foto y me llamaron que la Leonor no paraba de llorar. Así que entré por una puerta y salí a los dos minutos por la otra.

Y aquí estás, tomando agüita de manzanilla.
Es que no puedo tomar leche porque a mi hija le hace mal. Nos fuimos de vacaciones a España y tenía la fantasía de estar en la playa, pero con guagua de tres meses es un poco difícil: el viento, la arena, el sol; me lo pasé metida en una carpita con la Leonor.

Puede ser tonta la pregunta, ¿pero a ti te caen bien los españoles? ¡Son tan bruscos!
Antes me daba pánico hasta pedirles agua. Me contestaban gritando: ¡con gash o sin gash! ¡con hielo o shin hielo! Ahora me relaciono mejor con el tono. Eso tan chileno de pedir perdón para todo, ya no. Y el “por favorcito me pasa esa cosita” tampoco.

Te veo. No estás nada de pollita.
No, yo ahora soy una leona.





















#30
Kmylita

Kmylita
  • Sexo:Mujer
es tan adorable pordios.gif

CITA
Antes me daba pánico hasta pedirles agua. Me contestaban gritando: ¡con gash o sin gash! ¡con hielo o shin hielo! Ahora me relaciono mejor con el tono. Eso tan chileno de pedir perdón para todo, ya no. Y el “por favorcito me pasa esa cosita” tampoco.
lider.gif

CITA
Te veo. No estás nada de pollita.
No, yo ahora soy una leona. willy.gif


#31
Dinara

Dinara
  • Sexo:Mujer
Paz en la sesión que hizo para Pampers





#32
Kmylita

Kmylita
  • Sexo:Mujer
que linda


#33
Dinara

Dinara
  • Sexo:Mujer


#34
Juamkar

Juamkar
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:New York


#35
Dinara

Dinara
  • Sexo:Mujer
terra.png

Paz Bascuñán clasificó a sus ex famosos como pastel y bombón




La actriz fue una de las invitadas a "Vértigo", el estelar de Canal 13

Costó que confesara pero finalmente Paz Bascuñán, la actriz que protagonizó la exitosa teleserie “Soltera otra vez”, señaló qué ex famoso se comportó como bombón y quien como pastel en los tiempos que fueron pareja.

La mujer que dio vida a “Cristina” fue una de las invitadas al programa estelar “Vértigo” que regresó a las pantallas del 13 tras cuatro años de ausencia. En la sección “la calle pregunta”, vino la interrogante para la actriz “De las parejas famosas que has tenido, ¿a quién calificas como pastel y a quien como bombón?”, haciendo alusión al lema de la producción nocturna…”Sobran pasteles, faltan bombones”.

En un principio se complicó y dijo que el único bombón que tenía era su esposo, el productor español Miguel Asensio, pero los animadores del espacio – Diana Bolocco y Martín Cárcamo – insistieron en que respondiera la pregunta, mientras el público del estudio gritaba a coro “que cuenta, que cuente”.

No le quedó otra a Paz y dijo que bombón era Pablo Macaya, con quien vivió un romance a fines de los años 90’. “Era muy caballero, de abrir la puerta del auto y regalar flores”, señaló, aunque después entre risas confesó…”¡qué mentirosa soy!”.

A pesar de todo la respuesta fue aceptada, pero tanto el público como los animadores querían saber quién era el pastel y Paz no puedo escabullir el tema. El elegido… Benjamín Vicuña, con quien fue pareja por un poco más de tres años. La razón por la que el actor fue considerado pastel fue porque “manejaba muy rápido”.

Pero no fue el único momento en que Paz Bascuñán debió hablar de sus ex, pues en la llamada “hora de la verdad”, Martín Cárcamo le preguntó sin tapujos si estuvo enamorada de Felipe Camiroaga a lo que eludió respondiendo, “una señora no tiene memoria”.
















#36
Dinara

Dinara
  • Sexo:Mujer






#37
Clanids

Clanids
  • Sexo:Hombre
vi re poco vertigo anoche, pero se veía regia la pazyta amor.gif


#38
Dinara

Dinara
  • Sexo:Mujer
lahora.png













#39
Osval

Osval
  • Sexo:Hombre

Ojala pronto le den un personaje distinto, va a quedar pegada en SOV



#40
Ignacho

Ignacho
  • Sexo:Hombre

Ojala pronto le den un personaje distinto, va a quedar pegada en SOV

si siguen con mas temporadas de SOV quizás le pase lo mismo que a la Tamara Acosta que se quedo pegada como Ana Herrera :laura:






0 usuarios están leyendo este tema

0 miembros, 0 invitados, 0 usuarios anónimos