Saltar al contenido

Cambiar

Foto

[Actrices] Paola Volpato renovada: "Hoy puedo enfrentar lo que venga"


  • Please log in to reply
9 respuestas a este tema

#1
Vincent

Vincent

    Forista de Diamante

  • Usuari@ en Primavera
  • 99.081 Mensajes
  • Sexo:Hombre
terra.png


La actriz habla de su regreso a las teleseries para adultos

PAOLA VOLPATO Y SU ROL EN LA NUEVA NOCTURNA DE TVN: “ME PERSIGUEN LAS LOCAS”



Luego de su paso por “Los ángeles de Estela”, la recordada villana de “¿Dónde está Elisa?” retornará a las producciones dramáticas de las 22 horas en la apuesta que girará en torno a las crisis de los 40 años. Allí será una mujer que luchará por mantenerse joven y bella y a la cual su marido le es infiel… pero ella no se quedará atrás al respecto.


Paola Volpato está encantada con su nuevo desafío televisivo. En la próxima teleserie nocturna de TVN, aquella que girará en torno a las crisis de los 40 años, tendrá el rol femenino central, el de “Loreto Estévez”, quien luchará por mantenerse joven y bella y para eso vivirá en el gimnasio, así como también le encantará irse de compras, es decir, será muy del reflejo de muchas mujeres contemporáneas.

Pero, además, tendrá un marido que le es infiel, “Diego Elizalde” (Francisco Melo), con una fémina menor: “Susana Jerez” (Mónica Godoy)… aunque ella no se quedará atrás en la materia, ya que también se involucrará, con el paso de los capítulos, con un hombre menor, y que más encima será parte de su círculo cercano familiar, según adelantan fuentes del área dramática de la señal estatal.

Respecto a este nuevo rol, que tiene dos hijos jóvenes, la ex “Consuelo Domínguez” de “¿Dónde está Elisa?” señala, entre risas, a Terra.cl que “para variar es un poquito loca, los personajes que siempre me tocan… me persiguen las locas, pero está muy entretenido, ella es una loca divertida y que va a luchar por su amor”… por el amor de su marido.

La actriz agrega sobre esta nueva producción dramática que “es súper reconocible la historia, está la mina que trata de estar mina para el marido y él se la embarra igual, o sea, son personajes súper cercanos e identificables”, destacando también que lo ha pasado muy bien con el equipo de la teleserie y que ha disfrutado al máximo las escenas ya grabadas. “Hemos tenido unas escenas muy buenas, así que estoy contenta”, enfatiza Volpato, en particular respecto a los registros que ha hecho con su marido televisivo, Francisco Melo, con quien vivirá algo así como una suerte de “guerra de los Rose” .

En tanto, en relación a volver a las telenovelas para adultos tras su paso por la vespertina “Los ángeles de Estela”, la figura de la estación pública manifiesta que “me encanta volver a las nocturnas, además está escrita por Marcelo Leonart y a mí me gusta mucho el estilo que tiene Marcelo, esta cosa de los espacios mentales donde reflexionan y donde también hay mucho humor negro… de verdad que está súper entretenida”.

Y luego de la villana de “¿Dónde está Elisa?, ¿siente que tiene la vara alta en las producciones nocturnas? Paola responde que “eso yo lo encuentro maravilloso. Para mí es el descueve poder trabajar un personaje desde otro lado… y la idea es hacer algo distinto, pero que sea igual de power”.




#2
Vincent

Vincent

    Forista de Diamante

  • Usuari@ en Primavera
  • 99.081 Mensajes
  • Sexo:Hombre


Me tinca que se meterá con Oviedo mm.gif



#3
Clanids

Clanids

    Forista V.I.P.

  • Usuari@ en Primavera
  • 30.583 Mensajes
  • Sexo:Hombre
CITA(Osval @ May 17 2010, 13:31) <{POST_SNAPBACK}>
Me tinca que se meterá con Oviedo mm.gif



a mi tb y me tinca esa historia se ve super buena
grande paola XD


#4
UcKeR™

UcKeR™

    Forista Gold

  • Usuari@ en Primavera
  • 21.593 Mensajes
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:Viviendo una Tormenta en el Paraiso
Me tican que en la primera escena va a estar mostrando las tetas... como siempre en las nocturnas. 98vo8.gif


#5
FirstClass

FirstClass

    Puse cable para tener mas canales

  • Usuari@ en Primavera
  • 1.659 Mensajes
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:Editando
tie.gif



#6
Vincent

Vincent

    Forista de Diamante

  • Usuari@ en Primavera
  • 99.081 Mensajes
  • Sexo:Hombre



El amor según Paola Volpato

La actriz Paola Volpato -próxima a estrenar la nueva teleserie nocturna de TVN- habla de amor, el hilo conductor de su vida, y cuáles han sido los escollos que ha debido superar. "Sufría de una gran inseguridad para enfrentar el mundo, aterrada con hacer algo y, como consecuencia, que me dejaran de querer. El único espacio de confianza y contención era mi casa y era allí donde pagaban justos por pecadores: estaba mal genio, gritona, y eso no me permitía ver lo que estaba logrando, lo que tenía".



El amor y la viudez de su nonna

Vivimos en la casa de mi nonna hasta que tuve siete años. Mi nonna (Elsa de Vettor), mis papás, mis tíos, mis dos primas, mi hermana mayor Caterina y yo. Era una calle tranquila cerca del Tavelli de Las Condes. Vivíamos muy puertas adentro. Mi papá siempre estaba pensando que nos iban a atropellar, que algo nos iba a pasar. Quizá por el hecho de que es doctor y trabajaba en la Posta Central. No me acuerdo de haber tenido vida de barrio, amigos de barrio. Jugábamos solas las cuatro primas, durante mucho tiempo. Por eso digo que tuve una infancia bastante solitaria.

Cuando nació mi hermano, mis papás se hicieron una casa al lado, en el mismo sitio, y seguimos compartiendo el jardín. Y hasta allí mi nonna llegaba a la hora que quería, cuando quería: siempre estuvo muy presente.

Ella se dedicaba a la casa. Cocinaba los platos más increíbles. Quedó viuda muy joven de un hombre al cual amaba y admiraba; él murió antes de que nosotras naciéramos. Mi nonna, quien falleció en 2002, tenía una energía impactante. Administraba muy bien sus bienes: todos los días salía al banco, a ver sus cheques, los arriendos de sus propiedades. Pero lo que más hacía era hablarnos de mi nonno. Era tanto lo que hablaba de él que parecía como si todas las primas lo hubiéramos conocido. Gaetano aquí, Gaetano allá. Un sastre italiano que se radicó en Chile en 1928. Fue muy bonito, una historia de amor increíble. Mi nonna todo lo comparaba con la pasión de su historia de amor, que duró cerca de 30 años. Era una de esas parejas que la gente ve y piensa que no hay posibilidad de que ellos no estén juntos. Lo sé por lo que ella nos contaba, por lo que se comentaba en la familia, por las fotos que guardamos en que ellos dos aparecen juntos.

Mi abuelo era enfermo de loco, andaba en moto, corría en bicicleta. Al mismo tiempo que era sastre, se compró un campo cerca de la costa de Algarrobo, un fundo enorme, lleno de bosques, donde iba a cazar con sus amigos. Mi abuela siempre lo acompañaba: les cocinaba las cosas más exquisitas a él y a todas las personas que su marido llevaba a la casa. Tenía muchos amigos pobres a los que convidaba para que se alimentaran.

Ella demostraba su amor a través de la comida. A mi abuelo y a todos los miembros de su familia. Tengo el recuerdo de que en su casa la mesa siempre estaba puesta para recibir, llena de comida. A las tres y media de la tarde, cuando llegábamos del colegio, en esa casa se estaban recién sentando a la mesa. Carnes, papas fritas, pasta. Esa sensación rica de cuando llegas del colegio la tuve con mi abuela.

Ése es el principal recuerdo que tengo de ella. Una mujer muy fuerte, un torbellino. No era la típica abuelita tierna. Era cariñosa, a nosotras nos quería mucho, pero era muy justa: para todas lo mismo e igual. Con ella uno sentía que no te podía pasar nada, nunca.


El amor y la enfermedad de su madre

Mi papá es médico; mi mamá, enfermera. Ellos son muy pareja, dependientes el uno del otro. Un día mi mamá (Rocío Martin) se enfermó. Estuvo muy enferma. Tuvo un cáncer de mama bastante violento y después, en el proceso de las radio y quimioterapias, la empezaron a tratar con un medicamento que le desencadenó la enfermedad de Crohn, un mal crónico autoinmune en el cual el sistema inmunitario de la persona ataca su propio intestino. Me acuerdo que me impacté porque uno de mis hijos me dijo: Mamá, la nonna -también le dicen así a su abuela- siempre está enferma. Y, claro, desde que comenzaron a tener conciencia, su abuela estaba en el hospital.

Entre el cáncer y el Crohn fueron casi tres años de idas y venidas, que se moría, que se desnutría, con operaciones, quimioterapias. Un desgaste feroz para una familia. Mi papá y mi hermano son médicos, entonces sabían exactamente qué estaba pasando y, además, están acostumbrados al ambiente hospitalario. Pero para mis hermanas y para mí fue muy impactante; tuvimos que aprender a vivir entre sueros, alimentación parenteral y muchas otras cosas. Tuvimos que apoyar a mi mamá, quien no quería ver a nadie que no fuera de su familia. Además, estaba con un problema inmunológico, entonces no podían llevarle flores, no podía acercarse nadie que no estuviera sano. Si yo hubiese estado en su lugar, tampoco habría tenido ganas de ver a nadie.

Fueron tantas las horas en la sala de espera que empezamos a hilar collares, a hacer cosas con las manos. Nos sentíamos desbordadas: por eso le pusimos Desbordadas a la tienda que nació en esos días entre las hermanas, fruto de la angustia que necesitábamos sacar fuera por alguna parte. Fue muy fuerte hacerse cargo de una mamá que siempre se había hecho cargo de todo. Nuestra mamá fuerte, perfecta, de repente era una señora irreconocible a la que había que hacerle todo. Le sacaron el colon y tuvo que comenzar a comer cosas muy específicas, muy poco: lo pasó pésimo. Fue súper duro para ella porque se desnutrió, al mismo tiempo que estaba pelada. Fue terrible.

Siento que mi mamá creció mucho. Una experiencia así te hace crecer. Ella es de esas personas que hacen todo bien, siempre, lo que podía ser terrible para sus hijas. Con la enfermedad, se puso más sencilla. Entendió que las cosas no tienen tanta importancia. Sigue siendo una mujer que trabaja, muy dedicada a lo que hace, pero de otra manera. Ahora se recuperó y es impresionante. Ella es otra mujer con energía, como ni nonna.

Mis papás llevan 43 años casados. A la mamá le decimos Florence, por Florence Nightingale, porque siempre está buscando ayudar al "caído," y el papá es un profesional dedicado, contenedor, bueno y absolutamente enamorado de su oficio. Eso los une profundamente: los dos se admiran mucho y, sin ser una pareja pegote, siempre están juntos. Cuando mi mamá estuvo enferma, mi papá se sentía inválido, absolutamente discapacitado emocionalmente. Todo el tiempo estuvo muy presente, pero creo que había una ansiedad enorme en él, no sabía qué hacer, no sabía cómo ayudar, estaba ahí pero no como médico, sino como un hombre cualquiera que necesitaba desesperadamente a su mujer, sana y a su lado. Mi papá habla de mi mamá tal como hablaba mi nonna de mi abuelo. Hay una amor tan grande, una relación tan profunda que a veces pienso que entremedio no cabe nadie más.





El amor y el matrimonio

Conocí a Felipe (Castro) a fines de 1990. Él era muy amigo de Pancho Melo, quien era compañero mío en la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile. Un día ellos montaron una obra y me invitaron a participar. Me gustó altiro, pero él no me pescaba nada. Hicimos una obra preciosa: "El cartero del rey", y desde ahí nunca más trabajé con él, hasta ahora en que él es director y me convoca para trabajar en algunos de sus montajes.

Al principio me costaba mucho que me dirigiera. Yo soy muy polvorita. Además, cuando él me daba una indicación como actriz, yo me lo tomaba como algo personal, como su mujer, como si estuviera en la casa, y le discutía por todo. Era muy fome. Pero hemos ido creciendo los dos y ya puedo hacer la dualidad. Ha sido de menos a más. Puedo estar bajo su mando, aunque siempre alego un poco. Soy una actriz alegona, cuestionadora, parada en la hilacha. Siempre pregunto el por qué, qué pasa con mi propuesta.

Tengo una bonita familia. Son mis "castros": los otros son Manuel (13) y Simón (9). Me tratan increíble. Más que el patrón de mi abuela y de mi mamá, en el sentido de que todas hemos tenido o tenemos familias muy unidas, creo que he tenido mucha suerte. A nadie le gusta la idea de separarse, ni hacerlo. Todo el mundo se casa pensando que es para toda la vida.

Lo que yo creo es que Felipe era el hombre para mí. Así como mi nonna y el Tano eran el uno para el otro, y mis papás siguen tan dependientes entre sí, para mí no hay otra persona que pueda quererme como me quiere Felipe. Y creo que es al revés también. No sé si podría haber alguien más... otra persona que me quiera tanto como para soportar todas mis pifias, mis rollos. No creo.

Estoy muy dentro de mi relación, estoy aquí y ahora. Pero no ha sido fácil. Muchas veces pasas por períodos muy duros en que no quieres nada. Por altos y bajos, pero son cosas muy privadas. Creo que una de las razones por las cuales ha funcionado esta relación es que nos tenemos un profundo respeto. Respetamos nuestros espacios, entendiendo que, siendo artistas, de vez en vez tenemos que aislarnos uno del otro. Otra de las razones por las cuales ha funcionado es que nos tenemos confianza y respeto por la privacidad de cada uno. En mi casa no hay nada que esté con llave ni con claves ni escondido, pero a ninguno (incluyo a mis hijos en esto) se le ocurriría revisar los mensajes de teléfono o los mails o los cajones de los otros... No sé, cada uno confía en que el otro quiere lo mejor para todos.

Las cosas se han dado bien, pensando cada decisión importante de a dos, hablando, hablando, hablando mucho. Dándonos espacios para vernos y conversar y ver en qué está cada uno. Pero muchas veces estamos para distintos lados y ahí viene el conflicto, pero no de pareja, en el sentido amoroso del asunto, sino en el sentido de cómo lo hacemos para conciliar los deseos de ambos.


El amor y la madurez

Llevo tres años en terapia, pero estoy terminando. No porque yo quiera, sino porque mi psiquiatra se va a Boston. Me abandona. Es un proceso que tenía que cerrarse, lo que pasa es que fue más abrupto de lo que debería haber sido después de tanto tiempo. Pero no partí a terapia conflictuada con Felipe, al contrario: él me apoyó todo el tiempo. Mis conflictos eran mucho más profundos, tenían que ver con mi relación conmigo misma.

Empecé a ir porque no me soportaba. Sentía que todo me superaba. Coincidió con la época de la enfermedad de mi mamá, con la época en que Felipe recién estaba armando su productora Fiebre, y estaba muy metido en eso, y los niños estaban más grandes, pero seguían siendo guaguas para muchas cosas... Hubo un momento en que dije: No me soporto, me da lata vivir así, esto es demasiado fome. Sufría de una gran inseguridad para enfrentar el mundo, estaba todo el tiempo pidiendo permiso, aterrada con hacer algo y, como consecuencia, que me dejaran de querer. Sufría de una especie de "afasia social": quería decir cosas, hacer cosas, enfrentar personas, y literalmente me quedaba paralizada. Obviamente, el único espacio de confianza y contención era mi casa y era allí donde pagaban justos por pecadores: estaba mal genio, gritona, con cero tolerancia y eso no me permitía mirarme, ver lo que estaba logrando, lo que tenía.

Llegué a terapia absolutamente escéptica: para mí era imposible que hablando me fuera a sanar. Llegué muy parada en la hilacha y le dije: Dame un diagnóstico, y hasta ahora no me ha dado ningún diagnóstico. Pero he aprendido mucho. Pasé desde el escepticismo puro a tener un espacio de intimidad que me ha permitido enfrentar muchas cosas, entenderlas: los procesos, las relaciones, los miedos, las inseguridades. Soy una persona insegura, pero tenía que entender por qué era insegura y cuáles eran los mecanismos que me podían fortalecer. Cosas así. Me imagino que la inseguridad es un rasgo de carácter, pero hay un montón de cosas que ya no me importan. Siempre estaba pensando que iba a llegar a mi casa e iba a encontrar a mis hijos muertos, que alguien me iba a castigar porque me iba bien en la vida, que algo malo me tenía que pasar... Todo era dramático.

Pienso que se debe mucho a que antes la relación con los padres no era lo mismo que ahora. En las casas había muchas cosas que no se hablaban, que se daban por sentadas, y después, ya de grande, te das cuenta de que no es así. Mi mamá, como mi nonna, es cariñosa, pero a su manera. Yo creo que es una cosa de la generación de padres que nos tocó. Ellos criaban a sus hijos, les exigían y uno no se atrevía a cuestionar nada. Eran unos seres superiores a los que no se podía acceder. Y eso, al final, te da miedo, te inseguriza, te das cuenta de que no estás bien parada. Y yo sentía que tenía que estar bien parada para mis hijos. De repente me daban ataques de llanto, me descontrolaba por estupideces.

Por eso digo que la crisis de los cuarenta me vino a los 35 y fue estupendo porque ahora me siento con mucha energía para seguir adelante, enfrentando lo que venga. No tengo que darle cuentas a nadie, hago lo que quiero, tengo los amigos que quiero, me rodeo de ellos y por ningún motivo dejo que entre a mi casa alguien a quien no haya invitado. Ahora que nos vamos a cambiar de casa desde la Comunidad Ecológica de Peñalolén a La Reina baja, tengo que aceptar que mis hijos van a tener que cruzar la calle, que van a andar en Metro, que vamos a estar más expuestos, como todo el mundo. Además, tengo una relación muy cercana con ellos, hablamos de todo: los temas que ponen en la mesa son impresionantes.

Siento que mis hijos son los que teníamos que tener. Ya no tuvimos más. Buscamos un tercero -una tercera, en realidad-, estuvimos un tiempo tratando, no nos resultó, después empezaron las teleseries nocturnas, y ahora, pensar en una guagua, no gracias. Si llega, llega, pero planeado, volver a criar, no. Prefiero estar con mis hijos, salir a comer con ellos, comentamos las noticias, nos reímos, están grandes, nos acompañamos.

Uno de ellos está obsesionado con que el 2012 se va a acabar el mundo. Yo le digo: hay que comprar mucho, viajar, endeudarse, pasarlo bien, porque el 2012 nos morimos. Él me reclama: ¿Y no nos quieres ver crecer, grandes? Yo le digo que me encantaría, pero que si nos vamos a morir, qué rico que nos muramos los cuatro juntos.








#7
Alien

Alien

    Fotech-adicto Crónico

  • Usuari@ en Primavera
  • 103.523 Mensajes
  • Sexo:Hombre
que sale rica en las fotos calor.gif anxe.png


despues leo la entrevista Soif08.gif


#8
Pabweb

Pabweb

    Forista Deluxe

  • Usuari@ en Primavera
  • 53.163 Mensajes
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:Casa para la TV
  • Intereses:TV, música y... más TV
Buenas fotos, se ve hermosísima caro.gif


#9
Vincent

Vincent

    Forista de Diamante

  • Usuari@ en Primavera
  • 99.081 Mensajes
  • Sexo:Hombre

Siii, se ve genial tie2.gif



#10
KrlosXv

KrlosXv

    Forista Deluxe

  • Usuari@ en Primavera
  • 58.494 Mensajes
  • Sexo:Hombre
  • Ubicación:zona norte
alegria.gif seca ella
y cada dia mas guapa





1 usuarios están leyendo este tema

0 miembros, 1 invitados, 0 usuarios anónimos